x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Aire y sol contra los obstáculos

El pamplonés Pablo Paz Sagüés, formado en la UPNA, ha participado en Bolivia en la instalación de molinos eólicos y placas solares para que familias aisladas de núcleos urbanos tengan electricidad

Actualizada Jueves, 8 de abril de 2010 - 02:08 h.
  • MARCOS SÁNCHEZ . PAMPLONA

PABLO Paz Sagüés, pamplonés de 25 años, ha ayudado a que entre 300 y 400 habitantes del altiplano de Bolivia descubran la electricidad. Ahora, en el siglo XXI.

Este ingeniero técnico industrial, especialidad en Electricidad, y máster en Energías Renovables por la UPNA ha participado en un proyecto para electrificar comunidades bolivianas aisladas de núcleos urbanos y asentadas en lugares tan inaccesibles que los tendidos convencionales son impensables, mediante la utilización de las energías renovables eólicas y solar. La iniciativa, promovida por la ONG Ingeniería Sin Fronteras, forma parte del Proyecto Andino de Electrificación Rural de Ecuador, Perú y Bolivia.

Según explicó él mismo ayer, Pablo Paz trabajó entre julio y septiembre de 2009 en la Universidad Mayor de San Simón, localizada en Cochabamba (Bolivia), realizando ensayos y simulaciones para conocer las posibilidades técnicas de colocar micro aerogeneradores para dotar de luz a las viviendas del altiplano. A éste se desplazó Paz posteriormente y allí, de septiembre a diciembre, instaló 24 molinos en otras tantas viviendas. Los micro aerogeneradores tienen una potencia de 100 watios y permiten que cada casa cuente con tres focos de bajo consumo y dos enchufes. El coste total de un molino es de unos 1.300 dólares (972.517 euros), de los que cerca de 1.200 (897.780 euros) están subvencionados a través de organismos locales y provinciales de Bolivia, la Agencia Española de Cooperación Internacional o los gobiernos navarros y catalán. Paz, además, colaboró con otro proyecto de Ingeniería Sin Fronteras para dotar de hornos y duchas solares a viviendas del altiplano. "Era inaccesible", indicó ayer el pamplonés sobre el área de trabajo. "Avanzábamos con coches 4x4 por caminos de cabras, con viajes de tres o cuatro horas. Era una zona semidesértica a 4.000 metros de altitud". La experiencia le ha servido al ex alumno de la UPNA para conocer otras formas de vivir "que, aunque en el fondo son iguales a las de aquí, son diferentes". "Al volver, ves las cosas de una manera distinta. Cosas que aquí damos por hechas, como el agua y la luz, allí no lo son. En la ciudad las tienen, pero en las comunidades como en la que estuvimos instalando los aerogeneradores no tienen nada de eso. De hecho, después de estar dos semanas instalando volví a La Paz (ciudad que es sede del Gobierno boliviano), abrí un grifo y fue como descubrir el agua. Me chocó", añadió.

Esta experiencia de cooperación al desarrollo se ha plasmado en un trabajo con el que el joven ha culminado el Máster en Energías Renovables: Generación Eléctrica, que imparte la universidad pública.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • muy bien, pero que corrijan el precio de los molinillos cuando los ponen en euros, que casí un millón -- 1.300 dólares (972.517 euros) --- me parece un pelin caro. más bicicletas y menos cochesdemostenes
  • Así me gusta!!fan

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual