x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
KICK BOXING

Egúzkiza II impera en Europa

El hijo del ex campeón mundial de kick boxing, Joxe Vicente Egúzkiza, tumbó a Paul Douglas en el segundo asalto

Actualizada Lunes, 9 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • AITOR ROYO . PAMPLONA .

Paul Douglas se tambalea. El público jalea. Aitor Egúzkiza, campeón de Europa de kick boxing, aguarda expectante el momento de alzar los brazos al calor de los focos del Anaitasuna. Las rodillas del inglés topan con la lona. Se desploma. Más de 1.000 espectadores, en pie. La cuenta atrás se agota. Ahora sí, Egúzkiza se abraza con su padre y ex campeón mundial, Joxe Vicente. Celebra con énfasis su cuarta defensa del cetro continental.

"Todo lo que se me ha ocurrido ha salido a la perfección", señalaba un eufórico Egúzkiza al final del combate. Pero lo cierto es que los aficionados del burladés no las tuvieron todas consigo durante la pelea. Douglas saltó al ring con la ilusión del aspirante. Intentó hacer prevalecer su superioridad física. Y con más corazón que cabeza, generaba un timorato murmullo en el Anaitasuna. Egúzkiza aguantaba. Se limitaba a defender, intentando no quemar demasiadas energías en los primeros compases. "En el primer asalto quería ver lo que Douglas era capaz de ofrecerme y, en función de eso, ya diseñaría mi combate", explicaba.

Y así fue. En un deporte extremadamente físico y pasional, Aitor demostró que ser paciente puede ser clave. El primer asalto se acababa y el navarro tampoco quería irse al descanso con desventaja. Entonces, soltó un poderoso crochet-gancho- que impactó contra mandíbula inglesa.

Todo cambió. La rabia contenida del graderío estalló en forma de clamor. Egúzkiza había encontrado un filón por donde hacer daño a su oponente. Y a falta de 10 segundos para el primer tañer de campana, una acrobática patada encontró asilo en el cráneo del aspirante. El durísimo golpe de tibia del burladés retumbó en un pabellón que rompió a aplaudir.

Música electrónica, y de la buena, para mantener caliente a la grada durante el descanso. El contorneo de caderas de una exuberante morena anunciaba el inicio del segundo asalto: el definitivo. "Salté al ring calmado. No podía ir loco para no arriesgar, porque le había visto tocado y si te tiras a por él de cabeza, te puede salir mal la jugada", narraba Egúzkiza.

El defensor del título incidía en clavar golpes en el tren inferior del británico. Y, en el ocaso del asalto, sorprendió atacando arriba. Un certero puñetazo puso la rúbrica a una gran velada. Y Aitor Egúzkiza conservó su cinturón de campeón de Europa: "Me ha salido de libro".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Aitor Egúzkiza asesta una patada sobre el brazo derecho del inglés Paul Douglas JESÚS GARZARON


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Aupa Eguzkiza!!! Ahora tienes que ir a por el del mundo!!!Burlatakoa.

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual