x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Irán descarta el acuerdo para enviar su uranio al exterior

La comunidad internacional reconoce este derecho, pero ambiciona garantías de que el combustible no va a ser desviado a usos no pacíficos

Actualizada Sábado, 7 de noviembre de 2009 - 17:57 h.
  • AGENCIAS. Teherán (Irán)

Tras dos semanas de dilaciones y un enconado pulso interno, el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores del Parlamento iraní, Alaedin Boroujerdi, anunció hoy que Irán ha descartado el acuerdo para ceder su uranio y que éste sea procesado en el exterior.

Aunque las palabras de Boroujerdi, un importante representante de la sección conservadora del régimen no pueden calificarse de respuesta oficial, sirven de preámbulo y colocan a la comunidad internacional ante otra encrucijada obligada a responder de nuevo al desafío iraní.

El diputado eligió la agencia de noticias estudiantil Isna para declarar que "no está previsto enviar nada de los 1.200 kilogramos de uranio iraní a la otra parte para recibir el combustible. Esto ya ha sido descartado".

"En la actualidad, el representante iraní ante el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), Ali Asghar Sultaniye, negocia para buscar soluciones a este asunto... Nuestros expertos están mirando como obtener el combustible y arreglar el problema", afirmó.

Irán insiste en que necesita ese material para mantener en activo a partir de 2010 el reactor nuclear de investigación médica que tiene en Teherán y reitera que bajo el Tratado de No Proliferación, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) está obligado a proporcionarselo.

La comunidad internacional reconoce este derecho, pero ambiciona garantías de que el combustible no va a ser desviado a usos no pacíficos.

Boroujerdi también rechazó hoy las "presiones internacionales" y subrayó que "los extranjeros no pueden establecer plazos. Nosotros no estamos obligados a cumplir con los que nos dicen".

La decisión, de ser ratificada, supone un revés para Estados Unidos, Francia y Rusia, que el pasado 21 de octubre propusieron al régimen de los ayatolá un pacto que le permitía proseguir con sus actividades nucleares pacíficas y trataba de reducir los riesgos de una aventura militar.

El acuerdo sugería enviar al exterior el uranio que Irán almacena al 3,5 por ciento y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento, en las condiciones en que lo necesita para alimentar su reactor civil.

Pero la propuesta generó un amplio debate en el seno del régimen de los ayatolá, que se encuentra dividido desde la polémica reelección el pasado junio del presidente, Mahmud Ahmadineyad, cuya victoria electoral la oposición denuncia como fraudulenta.

Esta misma semana, el Gobierno iraní había indicado que deseaba la formación de un comité de expertos y una nueva ronda de diálogo para "aclarar algunas dudas técnicas y económicas" del acuerdo antes de dar una respuesta definitiva.

Sin embargo, ya el viernes, durante el rezo comunitario, el imám interino del sermón oficial del viernes, ayatolá Ahmad Jatamí, adelantó que Irán no aceptaría un acuerdo liderado por Estados Unidos, una posición que según los analistas es la que mantiene el líder supremo de la Revolución, ayatolá Ali Jameneí.

"Ahora, ¿quién garantiza que si cedemos el uranio al 3,5 por ciento será devuelto a Irán al 20 por ciento?. La nación iraní está atenta y no se va a dejar engañar", señaló Jatamí.

Día antes, el vicepresidente del Parlamento iraní, Mohamad Reza Bahonar, explicó que la máxima autoridad de Irán considera que en la actualidad no existe un interés estratégico en hacer la paces con quien considera su principal enemigo.

La decisión coloca a la comunidad internacional ante un nuevo reto, ya que se verá obligada a buscar una estratégica alternativa, incluida la opción de imponer nuevas sanciones contra el régimen de los ayatolá.

Esta semana, tanto la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, como su colega galo, Bernard Kouchner, advirtieron que la propuesta era definitiva y que no se admitirían cambios, además de instar a Irán a no dilatar más el proceso y dar una respuesta definitiva.

Según fuentes diplomáticas consultadas por Efe, las potencias esperarán a conocer el informe de los inspectores del OIEA sobre la nueva planta de enriquecimiento de uranio que el régimen iraní construye a escasos 150 kilómetros al suroeste de Teherán.

La nueva central, en la que Irán dice querer instalar cerca de 3.000 centrifugadoras de nueva generación, salió a la luz el pasado 25 de septiembre envuelta en polémica después de que el presidente norteamericano, Barack Obama, denunciara que se edificaba "en secreto", alegación que Teherán niega.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual