x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SOCIEDAD

La llamada que salvó a un erizo

Ayer dejaron el "hospital" un erizo recogido en Marcilla y un milano real localizado en Gaztelu

Actualizada Viernes, 6 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • PILAR FDEZ. LARREA . PAMPLONA

EL 112 ha recibido este año más de 1.300 llamadas que alertaban sobre animales en apuros, la mayoría malheridos por traumas, atropellos o disparos. Dos de estas llamadas salvaron, a buen seguro, la vida de un milano real y de un erizo, animales que ayer volvieron a su medio natural tras el periodo de recuperación en el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Iundáin, donde desde enero se ha atendido a 626 aves, mamíferos y reptiles.

El erizo se localizó en Marcilla el 24 de septiembre con una herida abierta en el lomo. Se curó con antibióticos y se liberó antes de que comience su periodo de hibernación. El milano real se recogió en Gaztelu, cerca de Santesteban, el 12 de octubre. Presentaba una fractura cerrada de cúbito con pronóstico muy grave en una primera valoración. Una vez vendado se le administró tratamiento farmacológico al que ha respondido bien. El milano, procedente a buen seguro del norte de Europa, fue otra vez libre. Pronto le seguirán otro ejemplar de la misma especie, así como un halcón, y el espectacular azor que se recupera tras recibir un disparo.

La cifra de atenciones de enero a octubre e Ilundáin supera ya a la de todo 2008 ( fueron 632) y eso refleja, a juicio de los responsables del centro, una mayor conciencia social. La colaboración ciudadana es fundamental para el buen funcionamiento de este centro con 20 años de andadura, dependiente del departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente. Su consejera, Begoña Sanzberro, conoció ayer de primera mano el trabajo de los técnicos que lo atienden, a casi 700 metros de altura, en uno de los extremos de la comarca de Pamplona.

En invierno acumulan menor número de ingresos, mientras que en junio, julio y agosto se recogen más de la mitad de los animales de todo el año. Sucede también que en verano es cuando hay más gente en el campo y, por tanto, hay más avisos. En Ilundáin curan animales, pero también les proporcionan una muerte digna cuando no hay solución posible; tratan además de evitar la contaminación del hábitat con fauna exótica (mascotas de todo tipo) y realizan actividades de concienciación para más de mil personas al año. El centro trabaja las 24 horas del día con varios técnicos, buena parte de la sociedad pública Gestión Ambiental Viveros y Repoblaciones de Navarra, y se apoya en una red de voluntariado.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Begoña Sanzberro y los técnicos Quique Bergara y Alfonso Bañeres poco antes de liberar al erizo. DN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual