x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

El Gobierno dice que el envío de los piratas es algo que "se está estudiando desde el ámbito judicial"

Defensa afirma que la situación de los dos piratas arrestados "no es negociable"

Actualizada Viernes, 6 de noviembre de 2009 - 18:28 h.
  • AGENCIAS. Madrid

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó este viernes que el posible traslado de los piratas somalíes --que presuntamente participaron en el secuestro del atunero vasco Alakrana-- a algún país africano es un tema que corresponde al ámbito judicial, por lo que el Gobierno tiene que "sujetarse" a sus criterios. En este sentido, explicó que sería "aventurado" hablar sobre un tema "técnico y jurídicamente muy complicado" como es este, aunque reconoce que "se está estudiando en el ámbito de la justicia". Por su parte, desde el Ministerio de Defensa se asegura que la situación de los dos piratas arrestados y en manos de la justicia española "no es negociable".

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega declaró que el Ejecutivo "está haciendo todo lo que está en su mano", tanto desde el ámbito diplomático como la colaboración con los servicios de inteligencia, desde la Operación Atalanta y con las autoridades somalíes, para que el "secuestro del buque Alakrana "se pueda resolver de forma razonable".

En estos momentos, dijo la número dos del Gobierno, predominan las tareas diplomáticas, la información de los servicios de inteligencia y la "vigilancia y seguridad para tener la garantía de que los tripulantes siguen bien". "Son muchas las cosas que se están haciendo y este tema hay que abordarlo en el ámbito judicial, pero hay otros ámbitos en los que se está trabajando y que puede dar también resultado", informó.

"Estamos en un momento complicado. Un secuestro de esos es una situación complicada a gestionar con mucha prudencia. Trabajamos en todos los ámbitos, pero esto significa que será lo que las circunstancias requieran dentro de la legalidad, y siempre con seguridad, integridad y que la liberación se produzca sin el más mínimo daño a miembro alguno de la tripulación", agregó.

La vicepresidenta reconoció que el Gobierno supo desde el primer momento que se trataba de "una situación difícil" y que "puede durar". Así, reconoció que la estrategia es "seguir trabajando y aplicando el objetivo único de que la tripulación vuelva sana y salva a casa cuanto antes". Así, garantizó que el Gobierno ha tenido siempre "criterio y estrategia" sobre esta cuestión, contando con la "coordinación interna e internacional".

Respuesta a los familiares

Respecto a las críticas de los familiares de los marineros secuestrados, De la Vega pidió que "traten de entender la posición del Gobierno", aunque explicó que respeta sus manifestación, ya que también "son víctimas y hay que ponerse en su lugar para intentar comprenderlas". "Somos muy conscientes de todo por lo que están pasando los tripulantes y sus familiares y nos ponemos en su lugar", indicó.

No obstante, reiteró que las familias pueden tener la "absoluta tranquilidad" de que el Gobierno está trabajando "sin desmayo", ha hecho "todo" y no va a "escatimar esfuerzos ni a cerrar ninguna puerta para la liberación" de los tripulantes del Alakrana. De la Vega aclaró que lo que nunca harán será ponerlos en riesgo. El Gobierno tiene "estrategia desde el principio y analiza minuto a minuto la situación, con una información constante de lo que pasa allí", reiteró.

En cuanto a las críticas vertidas desde el principal partido de la oposición, la vicepresidenta señaló que el PP debería ver "lo delicado de la situación". "Es exigible que entienda la situación y precisamente por eso resulta muy penosa y lamentable su deslealtad institucional. No es tolerable que pretendan desgastar al gobierno aprovechándose del dolor de las familias", destacó.

Situación de los piratas "no negociable"

Por su parte, el secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, afirmó que la situación de los dos piratas en manos de la Justicia española "no es negociable". "Los detenidos están a disposición de la Justicia española en la medida en que secuestraron un buque de pabellón nacional y esa situación no es negociable", aclaró. Además, aseguró que el Gobierno no descarta ninguna posibilidad, incluida la intervención militar, para poner fin al secuestro del atunero vasco.

A pesar de que entiende que el Derecho "no es matemática" y cualquier tema es discutible, quiso destacar que los delitos relacionados con la piratería en alta mar no pueden quedar "impunes" y que el Gobierno no dudará, si tiene la oportunidad, de capturar al resto de corsarios. "Si tenemos la oportunidad no duda que lo haremos", insistió en declaraciones a RNE. El dispositivo militar tienen "todas sus operaciones calculadas por si fuera necesario llegar a utilizarlas", señaló Méndez, quien explicó que la vía de la negociación es la única abierta hasta ahora.

Por último, el secretario de Estado recordó que este clan secuestró durante cuatro meses a un buque alemán, cuya tripulación desembarcó durante diez días con las mismas amenazas que emiten en esta ocasión. "Los elementos de dramatismo forman parte de la técnica de negociación de este clan", concluyó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual