x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Un amigo de Yllanes dice que "nunca" le ha visto "frustrado o violento" porque le haya rechazado una chica

Asegura que "nunca" le ha visto "reaccionar mal" por el alcohol y destaca que era considerado "el más responsable y aplicado" de la cuadrilla

Actualizada Jueves, 5 de noviembre de 2009 - 19:47 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Un amigo de José Diego Yllanes, el hombre procesado por el asesinato de Nagore Laffage, aseguró esta tarde en la cuarta jornada del juicio que "nunca" ha visto al acusado estar "frustrado o violento" porque le haya rechazado una chica, y destacó que era considerado el "más responsable y aplicado" de la cuadrilla.

Según expuso, en el grupo de amigos de ambos "nunca hemos tenido ninguna pelea" y dijo que "nunca" ha visto a José Diego "ponerse violento" ni que reaccionase mal por consecuencia del alcohol. "No era de ir a beber directamente y a emborracharse", aseguró el testigo, quien recalcó que "nunca le ha visto comportarse de manera violenta" con ninguna chica que le haya rechazado. "Nunca le he visto una reacción fuera de tono que el resto de amigos le hayamos tenido que decir que parase", añadió.

El testigo, amigo del acusado desde la infancia, explicó que "nunca" ha visto en Yllanes un comportamiento "de locura" y calificó al procesado como una persona "disciplinada y trabajadora". Además, aseguró que siempre le habían considerado como "el más responsable, aplicado y disciplinado" de la cuadrilla.

Por otro lado, otro amigo del acusado, que también declaró esta tarde como testigo, aseveró que estuvo presente cuando el procesado sufrió un coma etílico hace años y aseguró que no tiene constancia de que Yllanes tomase drogas. Según expuso, el procesado "nunca se ha metido en ninguna bronca ni ha tenido un comportamiento violento cuando hemos salido por ahí", y señaló que el alcohol "le hacía más abierto, más extrovertido".

El testigo, que dijo haber conocido a todas las novias que ha tenido Yllanes a lo largo de su vida, aseguró que sus relaciones sentimentales han sido "normales" y que el acusado se "vuelca bastante" en las mismas. "Como amigo era un amigo que estaba ahí y que es sensible con tus problemas, yo le contaba todo", manifestó.

Esta tarde también declaró el profesor de Aikido de Yllanes durante 2006 y 2007. Según explicó, el procesado era "como un alumno más, ni más agresivo ni menos" y aseguró que tenía "fuerza física pero no la utilizaba para desmarcarse". El testigo manifestó que no mantenía una amistad "particular" con el acusado, a quien definió como un chico "deportista que no tenía problemas para adaptarse a las situaciones y que estaba progresando de forma rápida".

Expuso que el procesado pasó dos años practicando este arte marcial del que era cinturón amarillo, y destacó que el nivel de agresividad de este deporte es "bajo", aunque puntualizó que gracias a la práctica del Aikido, Yllanes "podría inmovilizar fácilmente a una persona". "El objetivo del Aikido es reducir sin dañar, si un ataque es muy violento puede haber una respuesta violenta, siempre nos adaptamos al otro", agregó.

Un niño "tímido e introvertido"

En la sesión de esta tarde, declaró además uno de los profesores de colegio de José Diego Yllanes durante el curso 1996-1997. El profesor calificó al acusado como "un niño tímido e introvertido en el trato con los demás" y aseguró que tenía "un comportamiento en clase muy bueno y participativo", además de ser una persona "perfeccionista".

Tras él, un profesor de Yllanes del departamento de Psiquiatría puso de manifiesto que el acusado era un residente "correcto, serio, que hacía las cosas bien y del que destacaba su gran afición al deporte". Según explicó, como psiquiatra, el acusado era una persona "sagaz" que "sabía sacar de la historia clínica lo más importante" y precisó que "nunca vio utilizar agresividad física o verbal" por parte del acusado.

"Era un chico sereno, nunca hubo una ocasión en la que tuviera la impresión de que no tenía intención de aprender. Además, admitía bien las correcciones", manifestó el profesor, quien contó que en una ocasión vio como José Diego Yllanes tenía "gran consternación" ante un caso de un paciente que "tenía problemas sexuales y de promiscuidad". Además, aseguró que le extraña que Yllanes consumiera alcohol o drogas porque "era una persona muy deportista".

También esta tarde declaró como testigo otro amigo de la infancia de José Diego Yllanes, quien señaló que no recuerda que el acusado se haya peleado en alguna ocasión en la calle y negó que le haya visto "agresivo". "No se caracterizaba por ser una persona que tuviese enfados, no hemos tenido una bronca nunca", añadió.

El amigo de Yllanes le describió como una persona "normal" y afirmó que "nunca ha visto" que el acusado "haya perdido el control" a consecuencia del alcohol. El testigo, que no estuvo con el procesado el día del asesinato de Nagore, señaló que no recuerda que Yllanes "haya tenido momentos de amnesia".

Compañeros de trabajo

Por otra parte, varios compañeros de trabajo de José Diego Yllanes, quien realizaba la residencia en Psiquiatría en la Clínica Universitaria de Navarra, coincidieron esta mañana en la vista en afirmar que no vieron "nunca" al procesado en actitud violenta y que su trato con los pacientes era "delicado y profesional".

Un compañero del departamento durante dos años manifestó no haber visto agresividad en el acusado. Aseguró que el trato del procesado con los pacientes era "delicado, atento y profesional" y también definió así el trato que tenía con las compañeras y enfermeras en el centro sanitario.

Fuera del ámbito laboral, señaló que el trato de Yllanes con las mujeres era "siempre respetuoso", "en ningún caso provocativo y mucho menos agresivo". Preguntado por el fiscal si le vio alguna vez en estado de embriaguez, señaló que no.

Otro compañero de la Clínica también señaló que "nunca" le vio a Yllanes en actitud violenta y consideró "normal" el trato del procesado hacia su novia. "Nunca le he visto actuar de mala manera hacia algún problema", agregó. En parecidos términos se pronunció otro compañero profesional y amigo de Yllanes, que lo definió como una "persona preocupada por cómo ayudar a sus compañeros de trabajo, con actitud cercana y respetuosa".

Relató, a preguntas de la defensa, que los pacientes se sentían "bien atendidos" por el acusado, al que nunca vio en actitud violenta. "Le he visto muestras de afecto y de cercanía", apuntó. Una compañera de otro departamento de la Clínica señaló que las reacciones del acusado ante lo que ocurría eran siempre "proporcionadas". El trato con su novia lo definió como "correcta".

Un compañero de la carrera de Medicina del procesado afirmó que tampoco "nunca" vio al acusado en actitud violenta, aunque "sí le he visto estresado, nervioso en general, pero tenía sus vías de escape, el deporte, los amigos, la novia", dijo, para exponer que es una persona de "buen carácter". Dijo desconocer que Yllanes había tenido dos comas etílicos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual