x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
NACHO FRESNEDA ACTOR

"Los 50 eran años de hablar en voz baja, de cuchicheo"

Del doctor Aimé de "Hospital Central" ha pasado a interpretar al doctor Salcedo en "Amar en tiempos revueltos", un médico amante de su profesión y hombre de gran humanidad, además del galán de la serie.

Actualizada Lunes, 5 de octubre de 2009 - 04:00 h.
  • MERCEDES RODRÍGUEZ. . COLPISA. MADRID. .

El actor valenciano Nacho Fresneda tiene porte de galán y, de hecho, se le verá a partir de ahora bien rodeado en Amar en tiempos revueltos, la serie de La 1 en la que su papel, el de doctor Salcedo tiene un protagonismo relevante. A este exitoso serial en continua reinvención, que acaba de estrenarse en el canal hispano de Estados Unidos Telemundo, se incorporará también en breve Cayetana Guillén Cuervo.

Fresneda, que ha trabajado con asiduidad en la televisión de Cataluña, se hizo popular en el papel de doctor Aimé de Hospital Central, título que dejó tras seis años de grabaciones. Cree que década de los 50 en la que se desarrolla la producción de Diagonal TV necesitaba ser explorada en la ficción televisiva. Unos años que califica de oscuros, con una sociedad donde se palpaba el miedo.

¿Por qué ha decidido quitarse una bata para ponerse otra?

En televisión se me ha visto en bata, pero después de dejar Hospital Central me he puesto muchos ropajes. Tomé la espada de El Tenorio en teatro, hice una serie en TV-3, y prefiero pensar que soy el abuelo de Aimé en Amar.. No tiene nada que ver un médico de los años 50 que de la época actual.

¿Por qué tomó la decisión de entrar en esta serie diaria?

La serie entra muy bien por los ojos. No estábamos acostumbrados en la televisión de hoy a hacer personajes de época, de los de raya al lado y bigote. Es una manera de meterse en otra realidad, con el crucifijo colgado en las paredes tan propio de la época.

No sé si los años 50 son muy conocidos por los españoles.

No mucho. La serie deja ver ese tono gris de la época. Ese miedo que estaba presente en todas partes se refleja en el personaje de Pep Munné, que está atemorizado en la cárcel por razones políticas. En esta temporada se verá cómo otra gente abre los ojos y se empiezan a hacer preguntas, lo que generará un cierto debate.

Por lo demás ha apostado por una serie segura, todo un éxito.

Te vienen los trabajos cuando vienes y los coges cuando puedes. Doy gracias de tener un trabajo continuado y poder desarrollarme como actor, y si es un caballo ganador, mucho mejor. El reto es mantener la audiencia de la serie con todos los profesionales que han pasado por aquí, primeras figuras, es un desafío importante.

Ha tenido mucha suerte en televisión, tanto en la nacional como en TV3.

En diez años he estado en cuatro series, entre Madrid y Barcelona. He tenido suerte en la televisión porque en cine he intervenido en películas que ni siquiera se han estrenado. Pero salí de Hospital Central porque hubo un cambio de guionistas que decidieron dar un giro a las tramás y no se les ocurría contar nada nuevo de mi personaje. Ya eran seis años, y si no en esa temporada, hubiera dejado aquel trabajo en la siguiente porque había cumplido un ciclo. La vida no se acababa ahí.

La televisión está dando muchas oportunidades a actores.

Desde dentro se ve más natural porque trabajas con los mismos técnicos en cine y en televisión. Las barreras no son más que etiquetas. Es evidente la popularidad que brinda la televisión, pero es un arma de doble filo porque no sólo te puedes quedar con eso. Un actor necesita ponerse en dificultades para crecer.

Revisar el pasado del país parece que se ha puesto de moda. Cuéntame., La señoray Amar.

Aquí no nos ponemos de acuerdo porque hay un sector de la crítica que dice que siempre estamos hablando de la guerra civil, sobre todo en cine. Los años 50 son un tiempo que no conocen las nuevas generaciones, ni las condiciones ni lo que supuso Franco, ni la austeridad, ni la miseria. No es que la serie eduque, pero ayuda a ver cómo estábamos aquí hace cuatro días. A la gente le sigue interesando.

¿Y qué idea tenía usted de esos años?

En la familia todo parte de la guerra civil, que es lo que te cuentan tus padres. Tengo la impresión de unos años de hablar en voz baja, de cuchicheo, de miedo, de sacrificio. Fue una etapa negra, oscura, de culpa ante los primeros pensamientos lascivos. Yo soy hijo de la democracia pero sí sentía esa presión cuando era un niño. Años de mucho frío.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Nacho Fresneda caracterizado como el doctor que interpreta en Amar en tiempos revueltos. RTVE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual