x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La isla de Palau creará un santuario para tiburones

La pesca abusiva ha hecho que las autoridades tomen la decisión para evitar que desaparezca la especie

Actualizada Domingo, 27 de septiembre de 2009 - 11:43 h.
  • AGENCIAS. Koror

Las cristalinas aguas territoriales de Palau, una diminuta nación insular del Pacífico Sur, se convertirán pronto en coto reservado a los tiburones, tan temidos antes por su voracidad como ahora amenazados por la pesca abusiva. El presidente del país, Johnson Toribiong, anunció el pasado viernes ante la Asamblea General de Naciones Unidas la creación de un santuario para escualos, donde estará terminantemente prohibida la pesca comercial de cualquier especie de estos animales.

La iniciativa es pionera en el mundo y tiene el objetivo de preservar y poco a poco aumentar las en estos momentos escasas poblaciones de tiburón leopardo, martillo, toro o zorro, entre otros.

En estas aguas, son víctima de la actividad de los grandes pesqueros industriales y cazadores furtivos de China, Corea del Sur, Japón, Hong Kong y Taiwán, ávidos consumidores de su carne y sobre todo de sus aletas en sopa.

"Los matan por dinero (...) salvar a nuestros tiburones es mucho más importante que tomarse una sopa", indicó Toribiong.

Palau acechará en particular a los barcos que se dediquen a pescar escualos para cortarles sus aletas y devolverlos al mar, una costumbre muy extendida entre los pescadores orientales y denunciada hasta la saciedad por grupos conservacionistas.

La práctica es tan común que la sopa de aleta de tiburón ya no es considerada una exquisitez culinaria por escasez y se sirve a bajo precio en restaurantes chinos y japoneses de todo el mundo.

El proyecto es ambicioso pero su implementación no será fácil, reconocen las autoridades locales.

La zona protegida cubrirá unos 661.600 kilómetros cuadrados e incluirá los dominios de la zona económica especial de Palau, que se extiende hasta 320 kilómetros de distancia de las costas del pequeño archipiélago, situado 800 kilómetros al este de Filipinas.

Sin embargo, los ingresos del turismo apenas han podido sufragar la compra de una patrullera en condiciones para vigilar un área del tamaño de Francia.

Resulta difícil imaginar como un solo barco será capaz de seguir el rastro a hasta 70 pesqueros faenando -legal o ilegalmente- en aguas territoriales de Palau, como observó recientemente un avión de reconocimiento australiano que sobrevoló el territorio.

"Haremos lo que podamos con los escasos recursos que tenemos, pero el objetivo es llamar la atención sobre la matanza de tiburones para fines comerciales, y esto no solo sucede aquí sino en muchas otras partes del mundo", advirtió el presidente.

Uno de los países más pequeños del mundo y habitado por apenas 20.000 personas, el grupo de islas y atolones esconde bajo sus aguas una de las mayores concentraciones de biodiversidad marina de todo el globo.

Desde el apacible tiburón ballena hasta el feroz tiburón tigre, unas 130 especies habitan las cálidas aguas de Palau, cuyos arrecifes de coral en óptimo estado son visitados cada año por miles de aficionados al submarinismo.

Los escualos son precisamente la gran atracción de la llamada "Esquina Azul", la inmersión más famosa que ofrecen los operadores de buceo y donde, según pudo comprobar Efe, se pueden contemplar bancos de hasta decenas de puntas blancas luchando contra la fuerte corriente en busca de alimento.

Toribiong pidió a otros gobiernos que sigan el ejemplo de Palau si no quieren perder a sus tiburones, más vulnerables que otros peces porque viven más años a cambio de dar a luz a menos crías.

La Unión Europea, que acapara un tercio de las exportaciones mundiales de carne de escualo y donde ya se consume más que otros pescados como el mero o el pez espada, estudia su primera ley para preservar las especies amenazadas.

Cada semana, 200 millones de tiburones pelágicos desaparecen de los mares en todo el mundo y al menos un tercio de la población de estos animales se encuentra en peligro de extinción, según datos de la campaña de conservación del Pew International Group.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Las cristalinas aguas territoriales de Palau, una diminuta nación insular del Pacífico Sur, se convertirán pronto en coto reservado a los tiburones, tan temidos antes por su voracidad como ahora amenazados por la pesca abusiva. En la imagen, tibúrón gris de arrecife.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual