x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
OSASUNA

225 decibelios rompieron los tímpanos

De las cuatro veces que Diario de Navarra ha medido el ruido del Reyno de Navarra, la de ayer superó todos los registros

Actualizada Lunes, 1 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • ÍÑIGO GONZÁLEZ . PAMPLONA

Estaba cantado. Y nunca mejor dicho. La afición rojilla, ésa que siempre ha estado sosteniendo a Osasuna con su apoyo, se dejó ayer la garganta en las gradas del Reyno de Navarra para dejar a su equipo del alma en Primera División. Y lo consiguió. Para ello, el sonómetro cedido por Todomúsica que Diario de Navarra empleó en el campo para medir el ruido del estado se elevó en cifras de récord con los goles rojillos.

Pese a que el tempranero gol del Real Madrid aguó la fiesta a los navarros momentáneamente y dejó callada a la grada, los 19.239 espectadores que ayer bajaron hasta el Reyno se desquitaron bien con los tantos rojillos. El primer gol del Plasil, el que suponía el empate y el retorno de las esperanzas, hizo que los decibelios ascendieran a 108.8, un registro similar al de una noche de discoteca a todo trapo. Pero lo más gordo estaba por llegar, el tremendo misil que Juanfran mandó a las mallas del conjunto merengue casi hizo estallar al medidor de ruido. Los 115,7 dB marcados, unidos a los anteriores, dejan una suma de 225 dB, una cifra imposible que supera ampliamente el umbral del abisma de dolor establecido en los 140 dB.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Palo para Osasuna: Higuaín marca. Pese a la salida en tromba del equipo navarro, el Real Madrid fue el primero en poner el miedo en el cuerpo con el gol de Higuaín. El estadio enmudeció y el sonómetro marcó su registro más bajo de todo el partido: 89.1 decibélios (dB). Osasuna estaba en Segunda y necesitaba 2 goles para salir.

La grada de Preferencia estalló de alegría con el gol de Plasil a los 14 minutos del partido. Los 19.239 rojillos en el campo eran felices. ÍÑIGO GONZÁLEZ

Plasil devuelve la esperanza. El calvario de verse hundidos irremisiblemente en Segunda duró cuatro, los que tardó Osasuna en empatar el partido. Lo logró Plasil en el m.14 con su disparo que levantó los dB a 108.8, los mismos que se pueden escuchar en una discoteca una noche de sábado.

La roja a Salgado hizo vibrar. En un partido tan decisivo, cualquier ventaja en el campo se celebra como una victoria. Así ocurrió con la expulsión de Míchel Salgado a los 55 minutos del duelo. El Madrid se quedaba con diez jugadores y el triunfo se veía más cerca. El sonómetro dictó 108.6 dB.

Casillas para y la grada grita. La gran intervención de Iker Casillas al cabezazo primero de Flaño y de Neko después volvió a enceder a la afición rojilla en el minuto 57. Los 106.8 dB que se registraron se consideran ya perjudiciales para el oído humano si se está expuesto de forma continuada.

Juanfran desató la locura. En el m.61 las 19.239 gargantas del Reyno batieron el récord de decibelios en el estadio desde que Diario de Navarra comenzó a medir el sonido del campo. Juanfran dejaba a Osasuna en Primera y los 115,7 dB registrados superaron al despegue de un avión.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Pan y circo.EnekO
  • Sólo dos comentarios:1. Es realmente triste que la gente se mueva en masa por el fútbol y no lo haga por otras cuestiones que nos atañen personalmente.2. La palabra civismo no entra en el diccionario, ni en el sentido común de todas aquellas personas, que ayer a la noche por el casco viejo estaban cantando, gritando y dándole al bombo. Con las consiguientes molestias al vencindario, que al día siguiente tiene que madrugar para ir al trabajo. De vergüenza!!!juan
  • Yoyas, los decibelios no son una unidad de nada. No es potencia de sonido. Los decibelios se usan para establecer relaciones. Como nuestro oido puede oir cosas muy bajitas y muy fuertes (hay mucha diferencia entre lo más flojo y lo más fuerte que puedes oir), se usa el decibelio, como medida de lo fuerte que es un sonido respecto al sonido más flojito que puedes oir, por comodidad a la hora de manejar numeros al hacer cuentas. Dicho esto, 3 decibelios es el doble de lo más bajito que puedes oir, 6 cuatro veces más, 9dB ocho veces... y así en adelante. Si divides entre 10 los decibelios, te sale la cantidad de veces que tienes que multiplicar por diez: 220 dB sería "un 1 y 22 ceros" veces el sonido más flojito que puedes oir. Como no es lineal, multiplicar por dos el sonido no es sumarle 2dB, es sumarle 3 decibelios, no se puede sumar 106 dB y 115 dB, porque dan 116 coma algo. Un colega de jesus
  • Madre mia!!! De las patadas a la ciencia que se leen en todos los periódicos esta es la mayor que he visto nunca. Por favor quitad esta noticia porque da cosica.O2
  • Pues efectivamente, jesús, sumar decibelios es totalmente absurdo. En esta escala, 130 decibelios es 10 veces más que 120, 140 diez veces más que 130... así que con 250 decibelios probablemente se caería el estadio... literalmenteJavier
  • Jesús, te agradezco tu intervención pero no sé si, por ser de letras, no te he entendido ni papa. Claro que la de la Antenete tampoco tiene desperdicio...Yoyas
  • Sumar dos intensidades sonoras medidas en decibelios carece de todo sentido físico. Simplemente en un instante hubo 109 y en el otro 115. Además un avión despegando emite unos 130 decibelios lo cual implica una intensidad sonora unas 30 veces mayor que la registrada en el estadio en el momento del segundo gol de osasuna. Hay que tener en cuenta que los decibelios no son una escala lineal sino logarítmica.jesus
  • Ojala que la gente que sale en las fotos del partido Osasuna vs. Real Madrid se rebelara con las misma energía contra el cambio climático, la injusticia social y la manipulación política. ¡Otro futuro les esperaría!Annette Muggenthaler

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual