x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
SIMEÓN HIDALGO AUTOR DEL ESTUDIO SOBRE MARCAS DE CANTERO ROMÁNICAS

"Nos falta la piedra Rosetta para entender estas marcas"

Actualizada Martes, 10 de noviembre de 2009 - 03:59 h.
  • JESÚS RUBIO . PAMPLONA .

¿Qué significan las marcas de cantero?

Nos falta la piedra Rosetta que ayude a entenderlas. Por eso se pueden interpretar de mil y una maneras. En el libro aporto una historia curiosa: hace un tiempo recogí una hoja con los dibujos que hizo una niña mientras hablaba por teléfono y resultó que coincidían con muchas marcas de cantero. ¿Cómo puede ser? Creo que hay formas, las 50 marcas más comunes que se repiten en todos los siglos y lugares, que responden a una impronta genética. Nos salen inconscientemente. Pero todavía existen muchos interrogantes sobre las marcas, queda mucho para la investigación.

¿Hay símbolos claros?

Por ejemplo, hay marcas compuestas que incluyen la figura de la pata de la oca, que tiene mucho simbolismo: es la runa de la vida. También existen ideogramas: círculos con un punto central, que, desde un punto de vista cristiano, significan la totalidad, Dios como el centro de todo; o la mano con una puerta que labraron los canteros moriscos de San Martín de Unx, que venía a decir que quien cumpla los cinco deberes del Islam llegara al paraíso.

¿Cómo vivían los canteros?

Está bien reflejado en el libro Los pilares de la Tierra de Ken Follett. Empiezan como aprendices de un oficial y conforme progresan, tenían que pasar un examen del gremio, y demostrar que podían hacer trabajos de distinto nivel. Muchos de estos canteros morían en una misma obra, por la que llegan a pasar generaciones enteras. Por ejemplo, desde que se inicia La Oliva hasta que se consagra pasa más de medio siglo, y aún después había trabajo que hacer. En cambio, otros veían paralizarse la obra en la que trabajaban y debían ir de un lado a otro.

¿Vivían mejor que los campesinos?

Creo que sí. Se lo tenían que currar, pero eran probablemente mucho más libres. O no dependían de un señor o lo hacían de uno que tuviera un terreno enorme y que por ello les dejaba una libertad de acción mucho mayor. Había canteros que podían trasladarse de un reino a otro: eran personas libres, con su oficio, sus conocimientos, sus secretos...

¿Cómo están conservados los edificios?

El libro quiere ser una llamada de atención para que mantengamos esas obras que se han mantenido en pie tantos siglos. Los edificios principales sí están bien y se invierte dinero en ellos, pero las iglesias pequeñas del románico popular están medio abandonadas. Se han saqueado y se están cayendo, porque han perdido la función que tenían. Si no se pueden rehabilitar, es mejor que se desmonten, que se guarden en un museo, o donde sea, todos esos capiteles, portadas....

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual