x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DESAFÍO DE AIZKOLARIS

Gesta y épica de la aizkora

Los aizkolaris emplearon más de 80 minutos para cortar 20 troncos de 60 pulgadas bajo un intenso aguacero en Tolosa

Actualizada Lunes, 9 de noviembre de 2009 - 04:00 h.
  • PILAR FDEZ. LARREA TOLOSA

Cuatro minutos y 25 segundos. Fue la ventaja que Donato Larretxea, 49 años, sacó ayer a Miguel Mindegia, 60 años, en el desafío que ambos aizkolaris protagonizaron en la plaza de Toros de Tolosa. Fue un encuentro como los de antes, de los que apenas ya se ven. Y el público, incondicional, respondió. Cerca de 2.

000 personas pagaron 40 euros de entrada, a pesar del agua, el viento y el granizo, que hicieron épicos más de 80 minutos de trabajo en condiciones extremas para cortar 20 troncos de 60 pulgadas, 3.600 kilos de madera de haya.

Miguel Mindegia, leyenda viva de la aizkora, lanzó el desafío con 24.000 euros en juego y una condición: él elegía la madera. La escogió dura, confiando en su buen fondo. Pero a Larretxea no le falló ayer la espalda, su punto débil sobre todo en otoño, tras las exhibiciones del verano. Así que su trabajo fue muy regular y se mantuvo por delante desde el principio. Recibió el aliento cercano de su hijo Ohian y el entusiasmo de su otro ayudante, Leon Albéniz "Iruntxuberri". Su hermano Patxi se movió, nervioso, de un lado a otro del ruedo, gritaba y aconsejaba.

El décimo tronco decidió

Más serenos, en silencio, trabajaron los ayudantes de Mindegia, Lontxo Apezetxea y Cipriano Telletxea. El de Ezkurra comenzó fuerte, seguro. Fue siempre por detrás, pero a un suspiro hasta el décimo tronco. Entonces encalló con una pieza durísima que le costó más de cinco minutos dominar. Después ya fue imposible alcanzar al de Arantza. Demasiada ventaja.

Larretxea acabó la tarea en 81 minutos y medio. Mindegia continuó con su trabajo, elegante, tranquilo. Nada más terminar se fundió en un abrazo con el ganador.

El público animó enfervorecido. Reconoció el mérito de los dos deportistas. En el tendido, muchos rostros conocidos, figuras de la aizkora de ayer y de hoy como Arria II, Arrospide, Olasagasti, Nazabal, Vicente, o las jóvenes promesas, Ander Erasun y Arkaitz Olano. Y se vio a Iñaki Perurena, que fue aizkolari antes que harrijasotzaile. El propio Mindegia agradecía la respuesta de los aficionados, sobre todo con el mal tiempo. "Bastante han hecho con salir de casa, pero creo que se habrán ido contentos", decía Zaharra, el viejo, como muchos le llamaban en la plaza donde también él protagonizó la última gran apuesta. Fue hace tres años, con Olasagasti.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Saludo entre Donato Larretxea y Miguel Mindegia una vez terminada la apuesta. JESÚS GARZARON.

Larretxea entre Ohian e Iruntxuberri. JESÚS GARZARON

Mindegia con su enseñador Cipriano Telletxea. JESÚS GARZARON


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Impresionante!! Zorionak!!Eduardo

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual