x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PELOTA

El Olaizola II cuasi perfecto

El goizuetarra bate con claridad a Irujo y rompe su imbatibilidad

Actualizada Domingo, 9 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • L.GUINEA . PAMPLONA

Por la calidad implícita de sus dos protagonistas, todo Irujo-Olaizola II o Olaizola II-Irujo, tanto monta, monta tanto, está llamado a ser un menú apetitoso. Si además uno de los dos tiene la tarde inspirada y le salen las cosas, pasa a ser una exquisitez. Aimar Olaizola se tomó ayer cumplida revancha de lo sucedido en la última final manomanista, y se impuso 22-9 a Juan Martínez de Irujo en el Ogueta en un partido de muchos quilates.

Hasta ayer Juan Martínez de Irujo estaba imbatido en los amistosos, y había convertido el Ogueta casi en su "ranchito" en los mano a mano estivales. Aimar Olaizola frenó ayer la racha del campeón de Ibero en seco, lo hizo con autoridad, con un acierto en el juego próximo a la perfección, no por demérito de Irujo. El partido rayó a buena altura en lo técnico y se jugó a una velocidad absolutamente endiablada, no hubo ni un solo tanto superior a los 15 pelotazos.

Desde el primer pelotazo

Aimar Olaizola impidió que Irujo le metiera en su juego y en su ritmo desde la primera jugada, desde el primer pelotazo. Sacó el goizuetarra con idea, intención y dirección. Hizo mucho daño con el disparo inicial (7 dianas), en especial en la primera parte del encuentro. El goizuetarra puso terreno de por medio con rapidez, un 7-0 que acabó pesando como una losa para Irujo.

El de Ibero no pudo inaugurar el marcador hasta que hizo una apertura de izquierda a la que no llegó Aimar. Se fue rápidamente al cestaño y optó por una pelota más ligera, con más salida de frontis y más rápida. Se metió en el partido con una dejadita marca de la casa, una paradita a saque-remate y un error de Aimar al que se le fue abajo una pelota.

Pero el Olaizola de ayer en el Ogueta era el Aimar de las grandes ocasiones. Cortó la reacción de Irujo de raíz con un gancho eléctrico al que el de Ibero no pudo llegar y colaboró después con una pelota arriba.

No hay competidores como Irujo. Ayer no bajó los brazos, gozó con las dos manos, puso la pelota lejos, se defendió como un gato, y lo intentó todo, pero topó con un Olaizola prácticamente perfecto. Aún así firmó tantos preciosos como el dos paredes que fue el 5-13 o una dejadita al rincón (8-17).

Aimar volvió a agarrase al saque para seguir abriendo el marcador, siguió dándole altura a la pelota y tuvo una eficacia letal en el remate. Algunos como la dejada al ancho escalofriante (7-17) o un gancho perfecto (9-18) levantaron al público de los asientos. Irujo buscó soluciones por todos sitios, pero se topó con una de las mejores versiones del goizuetarra.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Aimar Olaizola y Juan Martínez de Irujo siguen la trayectoria de la pelota con la mirada durante el partido de ayer en el Ogueta vitoriano. EL CORREO

Irujo se lamenta después de perder un tanto en el partido. EL CORREO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual