Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

Que cumplas veinte más, maestro

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • KOLDO LARREA . ESTELLA

Todo salió según el guión mental previsto, según el deseo colectivo de quienes llenaron la plaza: Hermoso de Mendoza a hombros y su discípulo acogido, también. Sólo faltó el portugués por la puerta grande para alcanzar el pleno.

Pese a ello, el maestro estellés tuvo que trabajar su triunfo y de qué manera. Llegó a su ciudad natal después de haber recibido el día anterior una verdadera paliza por un toro de Luis Terrón; es decir, algo mermado de facultades. Como también estuvo completamente mermado de bravura el primero de su lote, un manso declarado que se refugió en tablas e hizo sudar la gota gorda al navarro.

Tuvo que echar mano de su magisterio y recurrir a un toreo de cercanías para intentar sacar al cuatreño de su marcada querencia. Así se sucedieron tres banderillas, de dentro a fuera, en el tercio, ante un astado que decía que nones. Con la salida de Piratael trasteo elevó su tono con dos cortas clavadas sin respiro y una tercera que precisó ayuda de peonaje para sacar al toro de su terreno y poder dejarla. Terminó con un rejón bajo y otro al hilo de tablas, tan difícil como cargado de oficio. El ejemplar portugués fue malo hasta para morir, algo que hizo después de un certero descabello. Y entonces sucedió algo raro, extraño, en el viejo coso estellés: el público guardó silencio tras la actuación de su querido paisano.

La tarde se ponía cuesta arriba. Para cuando Hermoso de Mendoza volvió a aparecer en el ruedo, el portugués ya había cortado una oreja y su joven pupilo, con dos, se había asegurado la puerta grande.

Y salió Andorinho, quinto de la tarde, un negro cuatreño marcado con el guarismo 90. El navarro, sobre la elegante Estella, llevó perfectamente encelado al toro portugués, con medido temple, hasta pararlo. La faena alcanzó alto tono torero, puso la plaza al rojo -y blanco- vivo en el tercio de banderillas. Ver y poseer un tándem como el que forman Caviar e Ícaro es un verdadero lujo, beluga puro, sólo al alcance de unos pocos privilegiados; entre ellos, los que ayer acudieron a la plaza. Con el primero se sucedieron las precisas batidas y ceñidísimas piruetas. El segundo realizó toda una exhibición de toreo frontal, en redondo, de cercanías, en escaso terreno, enroscándose sobre el toro.

Sólo quedaba el tercio final, protagonizado de nuevo con Pirata, montura que permitió clavar al estellés dos cortas, un espectacular y arriesgadísimo par de cortas a dos manos, y realizar diversos adornos, teléfono incluido. A esas alturas, los tendidos eran ya puro fuego. Hermoso de Mendoza acabó con su colaborador enemigo con un rejón algo bajo, que no impidió que el palco, a petición del público, concediese los máximos trofeos. Más vale que eso de dar la pata ya no se lleva, forma parte del pasado; si no...

El otro gran triunfador de la tarde fue Manzanares, al que la presidencia le regaló el segundo trofeo del tercer toro y el público, una oreja del sexto. El alicantino llevó a cabo una alegre actuación. Ante su primero, le sobró aceleración, le faltó ese temple y algún que otro tirón. Pero conectó con dos cortas consecutivas y un rejón contrario algo atravesado. En su segundo trasteo hubo demasiadas concesiones a la galería; hubo más espectacularidad que pureza y, además, mató bastante mal pero...

Salgueiro rubricó una de las mejores faenas de la tarde ante el que abrió plaza, todo un alarde de templada maestría. Los aceros le privaron de trofeos. Al cuarto también lo mató deficientemente, pero de manera fulminante, por lo que obtuvo premio. Lo que son las cosas... Y es que el público estellés fue más soberano que nunca.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Hermoso de Mendoza, sobre "Ícaro", ofreció una lección de toreo de cercanías, en redondo hasta el extremo. J.C. CORDOVILLA

Manzanares superó sus nervios iniciales con un rejoneo espectacular. J.C. CORDOVILLA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra