x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

El cohete que siguió al silencio por las víctimas

El edil Julián Zudaire (UPN) prendió la mecha que abrió las fiestas de Estella en un acto con presencia del deporte loca

Actualizada Sábado, 1 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • M.P.A/M.M . ESTELLA

El guión se cumplió según lo previsto, pero Estella vivió ayer un inicio festivo marcado por dos momentos de sentimientos contrapuestos. Los ciudadanos que a las 11.30 de la mañana, media hora antes de que el edil de Deportes, el regionalista Julián Zudaire, lanzara el cohete respondieron a la convocatoria de la corporación y se concentraron en silencio en recuerdo de los dos guardias civiles que ETA había asesinado la víspera en Mallorca.

Frente a ellos, a la puerta del consistorio, autoridades locales e invitados daban por terminado el acto con un aplauso.

La cita con el Viernes de Gigantes llegó media hora después con ese anunciado homenaje al deporte encarnado en su concejal responsable, Julián Zudaire Echávarri, de 54 años. Tranquilo, con voz firme y respaldado por sus compañeros del grupo regionalista, lanzó a la calle el mensaje que había apuntado antes en un papel. "Estellicas, viva la Virgen del Puy, viva San Andrés, viva Estella, gora Lizarra, felices fiestas a todos, que disfrutéis", se escuchó desde el balcón.

Y abajo, en los primeros compases de la fiesta, estallaron los acordes de la jota vieja, una de las piezas que integran la coreografía por autonomasia de la ciudad, el Baile de la Era. Fue el momento del folclore en un cohete limpio salvo harina, gaseosa y champán testimoniales, que marca la transición hacia la vestimenta blanca y roja que da color a la ciudad por la tarde. El cohete de Zudaire lo fue también el del deporte y al salón del balcón acudieron por ello representantes de distintos clubes, como Pascual López Oscoz, del Zalatambor; José Antonio López Chasco, del Oncineda de baloncesto, o Ricardo Ugarte Goicoetxea, del club ciclista, entre otros. Para ellos, y sus compañeros, era un momento festivo, un paréntesis en un camino no exento de esfuerzo y dificultades.

Banderas a media asta

Muy ilusionado ante el sentimiento de responsabilidad al prender una mecha que, reiteró, respondía en realidad al conjunto del deporte de Estella. Julián Zudaire expresaba así sus primeros sentimientos tras el cohete. La alcaldesa, Begoña Ganuza, decidió que las banderas oficiales ondearan a media asta después en un recuerdo de las últimas víctimas del terrorismo etarra que marcó el arranque festivo. El propio edil protagonista tenía tras el cohete palabras para ellos. "Lo ocurrido ha estado presente en este momento. Me he acordado de sus familias, ahora destrozadas, y de la mía propia, de todos quienes nos sabemos de alguna manera en el punto de mira de esta lacra", subrayaba.

Julián Zudaire tuvo también un deseo para todos quienes siguieron el cohete desde la calle. "Salud, trabajo y que vayan superándose los problemas. Nuestras fiestas son las de la simpatía y éste es un buen momento para venir a conocer una ciudad hospitalaria", señaló.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Jesús Zudaire y su mujer Gloria Napal Zúñiga arropados por su cuadrilla. M.P.A.

Los gaiteros interpretan los primeros compases de la fiesta tras el lanzamiento del cohete y con la calle ya despejada. MONTXO A,G,.

Julián Zudaire aviva la mecha, que se resistió al principio. MONTXO A,G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra