Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Teatro familiar en una tarde de verano

Casi medio centenar de espectadores asistieron a la representación en la Sala de Los Arcos

Actualizada Viernes, 31 de julio de 2009 - 02:19 h.
  • ANA ZÚÑIGA LACRUZ . PAMPLONA.

EL viaje comienza a las 6 de la tarde en la Sala de los Arcos del Castillo de Olite. Duendes, hadas y mortales enamorados fueron dibujándose en las voces de Isabel Aisa Sola y de Ion Barbarin, dueños y narradores del gran libro que presidía el escenario y que iniciaba un viaje hacia un mundo de imaginación, fantasía y magia. Un viaje de ensueño en una tarde de verano. "¡Que comience el viaje!", exclamó la narradora. Que comience el sueño.

Siluetas de fantasía

El sueño de una noche de veranofue rindiendo a las casi cincuenta personas que se encontraban en la pequeña sala. Niños y padres vieron desfilar las siluetas en madera de los mágicos personajes, que se movían al son de las palabras que pronunciaban los narradores de la compañía Trokolo.

Los espectadores sintieron las lágrimas de Elena por el desamor de Demetrio. Sufrieron con Hermia el despecho de su prometido angloparlante Lisandro, caballero admirado por los más pequeños. "Este guerrero me gusta mucho; me recuerda a Zack, el de la serie Dulce Hotel", explica Sergio Hernández Valiente, de 10 años y de Sabadell.

Exclamaron ante el amor de Titania, la hermosa reina de las hadas, hacia un tejedor de una compañía de artesanos con cabeza de asno. Un personaje, Titania, que no sólo levanta pasiones en el pollino, sino entre las espectadoras más jóvenes. "Titania es el personaje que más me gusta", asegura Natalia Marco Aisa, de 9 años, que disfruta con la reina de las hadas del bosque tanto como Irene Goiri Iturralde, que estuvo acompañada de su hermano Xabier. "Todo ha sido muy divertido", sentencia esta niña de Durango.

Y , sobre todo, los espectadores rieron. Rieron con las aventuras y desventuras, equívocos y aciertos, andanzas y travesuras de Puck, el duende servidor de Oberón, rey de las hadas.

El burlón duende se apoderó de Ion Barbarin,que danzó inquieto por la pequeña sala con la flor mágica del amor, rociando su jugo mágico sobre los ojos enamorados de las siluetas fantasiosas. "Puck es muy divertido", comenta Ander Zabalza Zudaire. "Ha estado bien todo lo de las sombras que hacían con la linterna cuando aparecía él", asegura este pamplonés de 8 años.

El travieso duende Puck desenredó los enredos y rehizo lo deshecho, despertando a los espectadores de un sueño que había durado casi una hora.

Taller y vino

El viaje terminó, pero no la magia, que permaneció en la pequeña sala y en las manos de los más pequeños, que durante varios minutos crearon en papel y tela siluetas de Lisandros y Titanias, que colgaron de su cuello y de su fantasía.

En una sala contigua, la magia refrescaba el paladar de los padres en forma de copa de vino, mientras charlaban sobre la representación de esta obra, incluida en el ciclo Cómo contar clásicos a los niños, organizado por el Festival de Olite. "Es la primera vez que venimos y ha sido una maravilla", afirma Pilar Díez Soto, que acudió acompañada de su marido y dos hijas, Irati, de 6 años, y Lorea, de 4. "Incluso se ha comentado que podría ser interesante extender esta iniciativa por la red de bibliotecas", comenta esta vecina de Larraga.

Merche Domínguez y Amaia Azcárate vienen desde hace tres años con sus hijas a ver estas obras. "Ha sido muy entretenida, aunque al final quizás haya podido resultar algo pesada para los más pequeños", comenta Amaia Azcárate, "pero sí considero que es una iniciativa que puede servir para inculcar interés por el teatro", sentencia esta vecina de Olite.

Una obra complicada

Oberón y Titania enfadados, Lisandro y Hermia enamorados, Demetrio y Elena despechados... Muchos personajes e historias.

"Lo propio de las comedias de enredo son los enredos", afirma divertida Isabel Aisa Sola, "así que es una obra complicada para adaptar. Hemos introducido narración, danza... Y requiebros cómicos", sentencia la actriz de Trokolo, compañía que durante dos semanas ha trabajado en esta obra de Shakespeare por encargo del festival, dedicado el martes a los niños, que durante una hora durmieron en la levedad de un sueño teatral en una tarde de verano.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Una escena de la obra.

Isabel Aisa y Ion Barbarin en un momento de la representación de "El sueño de una noche de verano". J. GARZARÓN

Lectura de "El príncipe...". J. GARZARÓN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra