x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JESÚS HERNÁNDEZ ARISTU SOCIÓLOGO

"Las mujeres buscan recuperar espacios"

Actualizada Domingo, 14 de junio de 2009 - 03:59 h.
  • B. ARMENDÁRIZ . PAMPLONA .

Ha estudiado durante años la evolución de los alumnos en el aula, de ellas y de ellos. El sociólogo Jesús Hernández, profesor de Trabajo Social en la Universidad Pública de Navarra, tiene las ideas claras.

¿Por qué ellas tienen una tasa más baja de fracaso escolar?

Porque las mujeres tienen una ventaja sobre los hombres y es que ellas saben que tienen problemas y lo reconocen, y, por tanto, se ponen a la obra, se ponen a trabajar.

¿Y por qué ellos no la tienen?

Es, digamos, una posición siempre de grupos que se quieren emancipar. Para emanciparse en la sociedad es necesario la pelea, la lucha por ocupar espacios que hasta entonces habían sido, en este caso para las mujeres, vetados.

Lo que se suele decir es que ellos son vagos y ellas, trabajadoras. ¿Qué hay de cierto en eso?

Eso son prejuicios y pequeñas rivalidades más de carácter autodefensivo que otra cosa. No hay diferencia genética ni nada de nada. Lo que hay es una necesidad por recuperar espacios que normalmente se conseguían por herencia, por estirpe o por méritos.

¿Se está consiguiendo?

Se ha roto el dique pero el agua no corre todavía. Se ha roto la división del trabajo entre hombres y mujeres, muy propia de la segunda fase de la era industrial. Esto, unido a la apertura del mercado, que ya no facilita a las familias la subsistencia a través del trabajo del hombre, que rompe el contrato social con el Estado y ya no se ocupa de la familia, hace que todos salgamos a la pelea de ganarnos el pan.

¿Dónde queda la mujer en esta lucha por ganarse el pan?

Las mujeres salen de casa y van a la conquista de su propia seguridad, porque ya no viene dada ni por el marido ni por la sociedad misma ni por el mercado de trabajo, que ha roto el principio de cohesión y compromiso con la familia. Y en esa conquista ocurre un fenómeno: se llevan la casa consigo. Es decir, las tareas que la era industrial les adjudicó: el cuidado de los hijos, la educación y la salud, y la cohesión de los miembros de la familia. Eso se llevan a la sociedad, es decir, al estado de bienestar y nos encontramos que en el ámbito educativo, en los servicios sociales y en el ámbito de salud es donde más mujeres hay trabajando.

¿Es ese bagaje cultural el que dirige la elección de las carreras o hay, como algunos dicen, una incapacidad hacia las ciencias?

Eso son creencias, no están experimentadas. Son formas de querer expresar, pero que expresan más prejuicios que potencialidades humanas. Se trata de un tiempo de transición, es un tránsito a la conquista del poder que han empezado ya y a la conquista de los puestos significativos y de las carreras que se han considerado más cercanas a ámbitos externos al doméstico, como puede ser la industria y la tecnología.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual