Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
RUBÉN OSÉS MARTÍNEZ ALCALDE DE ARRÓNIZ

"Desde el Gobierno sólo se mira en función de los habitantes"

"En un registro para conocer la demanda de VPO se apuntaron 40 personas"

Actualizada Sábado, 17 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

Arróniz ha logrado detener la sangría de su curva demográfica que, desde hace una década, siempre era a la baja. De hecho, en el último censo habían ganado 6 habitantes para mantenerse en torno a los 1.200 residentes. Desde el Ayuntamiento se trabaja ahora por materializar la demanda de VPO de los jóvenes que han apostado por quedarse a vivir en la localidad. .

Arróniz ha logrado detener la sangría de su curva demográfica que, desde hace una década, siempre era a la baja. De hecho, en el último censo habían ganado 6 habitantes para mantenerse en torno a los 1.200 residentes. Desde el Ayuntamiento se trabaja ahora por materializar la demanda de VPO de los jóvenes que han apostado por quedarse a vivir en la localidad.

¿Qué ha ocurrido en Arróniz para que ahora la gente sí opte por fijar aquí su residencia?

A nosotros la autovía nos ha ayudado mucho porque actualmente ir a trabajar a Estella no cuesta nada y desplazarse a Logroño o a Pamplona da muchísima menos pereza que antes. A parte de esto, hay una generación de jóvenes que tiene querencia por el pueblo, no sabría explicar los motivos, quizá porque hemos estado un poco aislados por nuestra posición geográfica, pero lo cierto es que te encuentras a muchas parejas que los dos son de Arróniz. Y esto provoca que cuando desde el Ayuntamiento para conocer la demanda real de vivienda se abriera un registro de posibles solicitantes de VPO se apuntaron más de 40 personas.

¿Podrán atender esta demanda?

En eso estamos. En realidad, de esos 40 algunos no entrarían en el baremo pero para el resto todos los grupos municipales nos estamos volcando aunque de momento sin mucho éxito. El problema es que los propietarios de terreno en el centro no quieren vender o lo ofertan a un precio muy alto y en el extrarradio el proceso para la recalificación de terrenos es muy largo. Aunque una parcela ya la tenemos bastante adelantada.

El pasado año su localidad fue protagonista por abanderar la unión de varios municipios de cara a conseguir ayuda foral por las inundaciones de julio.

Si no vamos juntos a los pueblos pequeños o medianos no nos hace caso nadie porque la mayoría somos municipios por lo que no se pasa, por los que hay que ir. Y juntos, aglutinamos población, terreno y, a parte de eso, le ahorramos un trabajo a la Administración. El problema es que desde el Gobierno sólo se mira en función del número de habitantes y no se tiene en cuenta el término municipal que se gestiona; en las grandes cuencas hay poco porque todo está construido, pero mucha de esa gente, cuando llega el fin de semana o vacaciones, huye a los municipios pequeños para disfrutar de su campo.

Y usted no cree que se apoye a ese medio rural.

Son terrenos muy extensos que hay que cuidar y mantener, lo que implica muchos gastos, a veces incluso por cuenta del agricultor, que desde la ciudad no se perciben aunque después nos gusta pasear y verlo y se vende como un activo turístico. Pero si no hay un apoyo al sector primario para que se asiente la población, se despoblarán los medios rurales lo que supondrá una pérdida irreparable.

Un sector primario que ustedes ensalzan con el día de la tostada. ¿Realmente consiguen el objetivo de promocionar los productos locales?

Sí. La Orden de la Oliva, el Trujal Mendía, el Ayuntamiento, la Bodega San Salvador, Conservas Iturri y Pastas El Molinero hacen un esfuerzo enorme pero luego tienen su recompensa porque no es muy habitual que un pueblo reciba entre 7.000 y 8.000 visitantes. Gentes a las que se les invita a almorzar, a conocer el pueblo y, por supuesto, sus productos. No tengo datos, pero según me han dicho, muchos acuden al trujal para abastecerse de aceite todo el año y, de paso, también adquieren gastronomía local.

Para terminar, ¿mantendrá la costumbre de sus predecesores de empalmar varias legislaturas?

Cuanto termine la alcaldía, serán diez años en el Ayuntamiento sumando el tiempo como concejal y si ya es difícil conciliar vida familiar y laboral, añádele vida municipal. Creo que ya he cumplido.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra