Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FÚTBOL

Calderón arroja la toalla llorando

Presentó su dimisión como presidente pero no reconoció las acusaciones

Actualizada Sábado, 17 de enero de 2009 - 04:00 h.
  • COLPISA/EFE. MADRID

Llorando a lágrima viva, Ramón Calderón arrojó este viernes la toalla como presidente del Real Madrid. Lo hizo preso de los escándalos que han caracterizado sus dos años y medio de gestión y aconsejado por su familia. Era como un púgil groggy, golpeado en su rincón, sin capacidad de respuesta e incapaz de sujetarse en las cuerdas.

Tras vivir sus peores horas al frente del club y agobiado por la manipulación de la Asamblea, Calderón se declaró en inferioridad, abocó al club a la convocatoria de elecciones anticipadas el próximo verano y lloró de aparente impotencia.

Considera que tanto él como su mujer e hijos se han visto "agredidos, calumniados" y derrotados por el "éxito de una campaña de injusticia y maldad".

Esclavo de sus palabras

La entidad queda en manos del hasta ahora vicepresidente Vicente Boluda, un empresario naviero valenciano con apenas diez años de antigüedad de socio al que la oposición no considera legitimado por ser "cómplice" del ya ex presidente. Un hombre de paso que pide "unión y responsabilidad".

Se convierte en el quinto máximo mandatario blanco en tres años, desde que Florentino Pérez huyó, también mediada la temporada, pero entonces por los pésimos resultados.

El abogado palentino de 57 años quedó esclavo de sus actos y sus palabras. Criticó a Florentino por haber sido el único presidente en la historia del Madrid que abandonó la nave en mitad de la travesía pero sigue sus pasos. También dijo que abrir el camino electoral ahora sería una barbaridad porque iría en perjuicio del equipo. El clásico baile de candidatos, de promesas electorales, de altas y bajas, sembraría de incertidumbre el futuro de la plantilla. Otra cuestión baladí llegado el momento crítico.

Insiste en su inocencia

Garantizó el miércoles que jamás dimitiría porque hacerlo equivaldría a reconocer que uno es culpable, cobarde o tiene algo que ocultar. Dos días después insistió en su inocencia, pero ya no era creíble. Su moral estaba por los suelos, su físico mostraba el desgaste del poder y su típica jovialidad se tornaba en llanto.

Tanto lloró que se llevó la ovación de muchos de los asistentes a la conferencia de prensa. Les dio lástima.

"Como dije en mi última comparecencia ni yo soy un cobarde ni tengo nada que ocultar. Quiero volver a reiterar y repetir mi juramento solemne sobre la falsedad de lo que hayan podido leer o escuchar en diferentes medios sobre mi participación o conocimiento de lo sucedido en la última Asamblea", comenzó diciendo.

Calderón aseguró que tras entregarse "en cuerpo y alma" al Real Madrid, se va "con las manos limpias, con la conciencia tranquila y con mucho menos dinero y salud" que cuando empezó su mandato, pero con el "profundo orgullo de haber servido al club de fútbol más importante del mundo".

No hará oposición

En su despedida, se defendió de sus críticos proclamando su inocencia. "El éxito de los que han buscado desesperadamente mi destitución es el triunfo de la injusticia y la maldad. He cometido errores, nunca irregularidades, y siempre como consecuencia de mis limitaciones. Nunca buscando mi beneficio personal", aseguró.

Tras agradecer la "lealtad y entrega" de los miembros de su junta directiva y presumir de que deja "las cuentas del club más brillantes de su historia en ingresos y beneficios", pidió unión al madridismo.

Calderón anunció que no se posicionará en la oposición. "Mi firme voluntad será apoyar siempre y sin reservas a cualquiera que en cada momento de la historia del club me suceda en el cargo, renunciando a cualquier actitud de oposición", subrayó.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra