Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CONVIVENCIA

Más de siete mil extranjeros sufren en Navarra situaciones de hacinamiento

"No es cierto el mito de que se lleven todas las VPO, el año pasado accedieron a sólo el 5%"

Actualizada Domingo, 4 de mayo de 2008 - 04:00 h.
  • MARTÍN RUIZ . PAMPLONA

Muchos llegan con un visado de turista que les garantiza una estancia de 90 días pero su objetivo es quedarse y trabajar. Ese es el primer problema. No van a poder regularizar su situación hasta que pase un tiempo, van a tener que pagar a quién les prestó el dinero para viajar hasta España y además, tienen que buscar un sitio en el que residir. En esta situación acceden a viviendas alquiladas o subarrendadas, en barrios antiguos y compartiendo la casa con muchísimas personas.

Con el tiempo, la situación residencial de los inmigrantes mejorará probablemente, pero los comienzos son difíciles y no es extraño encontrar situaciones próximas al hacinamiento y la exclusión.

Un estudio elaborado por la fundación Anafe-Cite, organización de apoyo a los inmigrantes vinculada a CCOO, desvela que en el 70% de los casos los inmigrantes que llegan a Navarra comparten vivienda con cuatro o más personas, y en un 10,6%, residen siete o más convivientes, lo que significa que sufren "un altísimo grado de ocupación o hacinamiento". Esta situación afectaría a 7.420 de los 70.000 extranjeros afincados en Navarra que disponen de un parque total estimado de vivienda de 17.500 hogares, según el estudio. El informe ha sido elaborado con los datos aportados por los 10.000 usuarios atendidos durante el pasado año. Es un índice elevado teniendo en cuenta que la media española de personas por hogar es 2,9 personas.

¿Qué es vivir hacinado? El Observatorio de Inmigración estableció en 2003 que se vive en hacinado cuando en una misma habitación residen al menos dos personas, o más de tres, si son de una misma familia.

En el 61% de los casos, los inmigrantes viven en alquiler. Un 25% reside en su casa o en la de familiares cercanos). Aún existen otras fórmulas. El 6% vive en régimen de subarriendo; en acogimiento particular (5%), cesión (1,84%), ocupación (0,5%), sin techo (0,13%) u otros, que conllevan hacinamiento y otras situaciones de exclusión residencial.

Subarrendados indefensos

En el panorama de la inmigración, los más vulnerables son los más débiles. Probablemente quienes se alojan una habitación subarrendada "es muy posible que sufran una situación de indefensión formal (ausencia de contrato), precios abusivos y, en la mayoría de casos, hacinamiento. Además, las condiciones y conservación del inmueble suelen ser precarias dados sus problemas de deterioro de materiales, humedad, temperatura o ruidos", señalan Eduardo Jiménez y Mikel Zugasti, sociólogos de Anafe.

Dentro de esta tipología estarían los denominados "pisos patera y, en casos más extremos y minoritarios, las camas calientes, utilizadas por personas que van rotando en la ocupación por horas de un lecho o catre", según explica el estudio.

Ejemplos de ello serían los inmuebles que voluntarios de Cáritas detectaron hace cuatro años en Villava. "Había una decena de pisos de tres o cuatro dormitorios en los que convivían entre 15 y 20 personas", señalaban.

Son frecuentes las viviendas de tres habitaciones donde conviven 10 ó 12 personas, y, en los últimos meses, técnicos del Servicio Navarro de Salud han sabido de la existencia de al menos tres pisos patera (casos más extremos de hacinamiento). Se trata de inmuebles en Barañáin, San Jorge y San Juan en los que han llegado a convivir cerca de 20 personas.

Otros casos son los llamados de acogimiento y cesión de vivienda. "Hablamos de una situación tan precaria como las anteriores", expone el informe. Por ejemplo, un técnico del Gobierno de Navarra detectó hace semanas en el barrio de Iturrama "algunos fenómenos de hacinamiento y, también, de esclavitud". Es el caso de personas "que están sin papeles, trabajando, por ejemplo, para su primo a cambio de alojamiento y manutención", explican. "Hay veces, cuando solicitamos certificados de convivencia, en que figuran hasta 12 ó 14 personas".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Mira FORASTERA mi ejercicio mental: la fruta me parece que está ya bastante cara y sino no se come o se come la mitad como hacemos con otras cosas ¿o todo el jamón que comes es de Jabugo?, seguro que la mitad o menos, estoy buscando alguien para cuidar yo, incluso apuntada en el INEM pero soy española.... no encuentro nada, lo que si encuentro es gente de fuera...... y mucho menos pagar a alguien que limpie mi casa, tengo hipoteca y para comprar mi casa nueva, vendí la vieja y a un compañero de mi marido de la CAN, quiero alquilar un bar y no encuentro porque todos los cogen ellos, no tengo hijos pequeños para ir al colegio, ahora compiten con ellos por su trabajo que mi hijo ha estado un año en paro...... sí que me imagino una Pamplona más tranquila y segura, y si no ves los diarios de los últimos días, será que tus hijos no salen por la noche, pero ya saldrán, a todo esto mi hijo no tiene VPO y muchos de ellos sí. ¿Qué opinas?cabreadilla
  • Las vpos que solucionen el problema a los navarros y luego que se mire por los que vienen de fuera.Para forastera: mira mi chica no te preocupes que ya nos arreglaremos con otras personas.Josemi
  • Javier, comparto tu opinión de lleno. ¿Pero díme tu, que partido político puede tener la valentía de promover un canon de fiscalidad que hace que pierda interés la especulación con inmobilia? Ay, estos votos ...nacho balda
  • Propongo el siguiente ejercicio mental: Imaginaros un momento que desapareciesen como por ensalmo todos los inmigrantes que han venido durante los últimos 10 años a España. ¡Sí, sí ¡también los "ilegales" sin papeles! ¿Qué? ¿Qué habéis visto? La verdura y las frutas a 15 euros el kilo (porque no hay quien la recoja a precios razonables), los abuelos desatendidos, la mitad de las mujeres que ahora trabajan otra vez en su casa atendiendo ellas mismas a sus hijos y/o enfermos o mayores, mucha gente no podría pagar a sus nuevas casas porque les faltarían a quién alquilar sus viejas casas, bares y restaurantes cerrados por falta de mano de obra, colegios por falta de alumnos, etc., etc. ¿Os lo imagináis? forastera
  • LAS vpo deberían ser para los que tengan no solo memos ingresos sino también menos posibilidades de mejora, sean navarros o inmigrantes legalizados. Creo que se debería tener en cuenta sobre todo las necesidades, y no hay duda que mayor necesidad tiene una familia con hijos, que previsiblemente no va a tener una promoción laboral futura, aunque sean de fuera, que un joven que el día de mañana podría tener un mejor trabajo y una pareja, tambien trabajando, y en consecuencia disoponibilidad para comprarse una vivienda libre.bELÉN

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra