Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Vida Sana

Las personas con altos niveles de actividad física tienen cerebros más jóvenes que las sedentarias

Es un descubrimiento que abre la puerta al estudio de nuevos aspectos de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el Parkinson o las consecuencias en la actividad cerebral de los traumatismos craneoencefálicos

Ampliar El reto de un aventurero de correr un maratón diario durante 100 días
Imagen de una personas atando sus zapatillas antes de correrarchivo dn
Publicado el 21/11/2022 a las 13:29
Las personas con altos niveles de actividad física tienen cerebros más jóvenes que las sedentarias, según ha revelado el doctor Jesús Cortés Díaz en el marco de las I Jornadas de la Cátedra VIU-NED en Neurociencia Global y Cambio Social.
Tal y como ha relatado, se trata de un hallazgo "con gran relevancia" para intervenir en poblaciones mayores con estos marcadores de eficacia, utilizando la edad cerebral como medida de cuantificarlo. Para llegar a esta conclusión, se ha empleado una tecnología conocida como neuroimagen, que se trata de una técnica de exploración cerebral con imagen que estudia diferentes aspectos (función, fisiología, estructura, etc) del sistema nervioso a partir de unos mecanismos y algoritmos propios de otras disciplinas como la física, la ingeniería informática o la Inteligencia artificial, entre otras. Este tipo de métodos de exploración no invasiva permiten obtener imágenes cerebrales con excelente resolución a partir de diferentes biomarcadores (funcionales, metabólicos, eléctricos, etc). 
UN MAPA DEL CEREBRO PARA ESTUDIAR SUS PATOLOGÍAS
Durante su ponencia 'La recreación funcional de la neuroanatomía a través de la neurociencia computacional', el experto ha presentado otros descubrimientos como el atlas del cerebro que señala las interacciones funcionales entre sus distintas regiones. Es un descubrimiento que abre la puerta al estudio de nuevos aspectos de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, el Parkinson o las consecuencias en la actividad cerebral de los traumatismos craneoencefálicos.
De igual forma, ha explicado cómo se puede utilizar la conectividad en el cerebro como medida de maduración cerebral, diferenciando dos conceptos de edad: la edad cronológica y la edad cerebral y la importancia a nivel clínico cuando hay diferencia entre los dos. Es decir, si un paciente tiene 70 años de edad, pero su cerebro tiene 61, puede indicar que tiene ciertas reservas a nivel cognitivo. Sin embargo, si el de 70 tiene edad cerebral de 85 puede representar vulnerabilidad a patologías.
Por otro lado, también se ha abordado la aplicación de la neuroimagen en la población infantil, particularmente entre aquellos niños que padecen autismo. Así, Cortés ha destacado que hasta los 12 años aproximadamente los niños autistas tienen una mayor maduración respecto al resto de niños, es decir, su edad cerebral es mayor. No obstante, las chicas que padecen autismo tienen un menor retraso en la maduración que los chicos, algo que puede tener que ver con el desarrollo hormonal en la preadolescencia.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora