Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Destino Navarra

Una cueva y una cascada escondidas tras un sendero

Al final de los 5,6 kilómetros que recorren el sendero de Artikomendia se encuentra la Cueva de Ibón, uno de los secretos naturales de la zona que a su vez esconde una gran cascada

Acceso a la cueva de Ibón
Acceso a la cueva de IbónCalleja
  • Ruth Baztán Perochena.Isaba
Publicado el 25/07/2021 a las 06:00
Situada a 2,5 kilómetros del municipio de Isaba, la ruta circular de Artikomendia corresponde con un sencillo sendero que permite conocer el Valle y la cascada de Belabarce siguiendo los antiguos caminos que antiguamente utilizaban los habitantes. Dichos caminos servían para comunicarles con los pastos de verano y con el vecino Valle de Ansó, en la provincia de Huesca.
La ruta circular de Artikomendia esconde a su vez algunos tesoros históricos como la Cueva de Ibón, una gran sala que en época de lluvias ejerce de desagüe natural del cercano macizo de Ezkaurre, y dos puentes medievales. Uno de estos es conocido como el puente de Otsindundu. Ubicada al principio de la ruta, la Cueva de Ibón corresponde con uno de esas atracciones turísticas que merecen la pena visitar.
Recorrido de la ruta
El inicio de la ruta se encuentra entre los km 35 y 36 de la carretera NA-137 (Carretera del Roncal), a escasos kilómetros de Isaba. Una vez llegado a este lugar, el senderista se topará con un cartel informativo del sendero. Junto a este se divisa el Puente de Otsindundua, situado sobre el Río Belagua, y la Cueva del Ibón
Al principio, el senderista avanza junto al Río Belagua, hasta llegar a una bifurcación que deberá seguir por el lado derecho, siguiendo las indicaciones del R.IS. 10. A continuación, deberá introducirse en el bosque de hayas, abetos y pino silvestre. Cabe destacar que la mejor época para visitarlo es en otoño cuando los árboles luces mejor sus colores rojizos. Después de ello, el senderista tendrá que ascender hasta llegar a un collado con pastos. Desde este punto, el camino continúa en dirección descendente. En un breve periodo de tiempo, el senderista deberá volver a introducirse en el bosque. Al rato el camino está empedrado, bajando con bastante pendiente. Llegado a este punto, el senderista será capaz de escuchar el murmullo del agua. Esta será la señal que indique que se encuentra a escasos metros de la Cascada de Belabarce. Para llegar hasta ella deberá tomar un desvío por el camino izquierdo.
Por medio de una bajada pronunciada atravesando un bosque, el senderista continua junto al Río Belagua, al cual acompañará hasta llegar a la carretera, donde está el Arco del Puente Románico. Guiado por esta carretera, el senderista se encuentra con una señal que lo guía hasta el margen del río. Continua hasta el cartel de inicio de ruta.
volver arriba

Activar Notificaciones