Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Noticia patrocinada CLÍNICA DOCTORES GARATEA

¿Injertar o no injertar? He ahí la cuestión

Con más de 30 de experiencia son especialistas en técnicas de regeneración ósea, cirugía ortognática y estética facial

Ampliar Joaquín y Amaia Garatea en su Clínica de la calle Benjamín de Tudela de Pamplona.
Joaquín y Amaia Garatea en su Clínica de la calle Benjamín de Tudela de Pamplona.joseangel AYERRA
Actualizado el 09/10/2022 a las 06:00
En las últimas semanas se han celebrado dos importantes congresos de Cirugía, con relevancia internacional. A los dos ha acudido el doctor Joaquín Garatea, y en ambos se ha hablado de las nuevas técnicas de regeneración cuando el hueso disponible es mínimo o inexistente.
“Las técnicas de implantología ya están muy consolidadas. Los implantes en situaciones normales ya son de dominio común, pero hay situaciones en las que nos encontramos francas dificultades para colocar un implante debido a la falta de hueso. Esto puede ser fruto de que en el paciente ya había una situación natural atrófica, o porque van pasando los años y fracasan los implantes previos”, explica Garatea que dirige su clínica situada en el número 31 de la calle Benjamín de Tudela desde el año 2011. Cuando los implantes pierden función, los pacientes no siempre están dispuestos a renunciar a los beneficios de la prótesis fija y es entonces cuando se presenta todo un arco de soluciones que va dirigido a conseguir sobrepasar este problema: técnicas para injertar o regenerar hueso allá donde se ha perdido.
Técnicas quirúrgicas:
En este sentido podemos recurrir a múltiples procedimientos quirúrgicos que nos permitan dar solución a este problema. Por un lado nos encontramos con las técnicas de regeneración ósea tradicionales, que solucionan el defecto desde el origen, como son los injertos óseos con hueso propio, o con hueso de origen bovino. Con este tipo de recursos ya llevamos muchos años trabajando, y están completamente consolidados, pero presentan el inconveniente del largo tiempo de tratamiento, que ya el paciente debe esperar hasta un año para poder disfrutar de la prótesis.
Y por otro lado, nos encontramos con nuevas técnicas que nos permiten satisfacer el salto en el tiempo y/o la reticencia del paciente a la realización de injertos óseos, como son, los implantes cigomáticos, con los que fijamos el implante más allá del hueso de los dientes (anclaje remoto). Este recurso quirúrgico, ha ganado reconocimiento en los últimos años y ya está estandarizado y consolidado, por lo que se puede ofrecer con seguridad.
Ejemplo de Implante Cigomático.
Ejemplo de Implante Cigomático
Y recursos más novedosos son los que hemos visto en los últimos congresos. Tanto en el Congreso de Cirugía Bucal (SECIB) que ha tenido lugar recientemente en Pamplona, que agrupa a cirujanos españoles, así como en el Congreso Europeo de Cirugía Maxilofacial que acaba de celebrarse en Madrid la semana pasada y que agrupa a todos los países de la UE. En ambos se han presentado las últimas soluciones que persiguen aunar los beneficios de la tecnología digital, y son capaces de reproducir la anatomía del paciente sobre un modelo digital, con el diseño de estructuras personalizadas, que se hacen por ingeniería cad-cam, y que dan como resultado un sistema de fijación de la prótesis personalizado para el paciente. Este sistema de malla o implante subperióstico, sobrepasa la pérdida de volumen óseo ya que se apoya sobre el hueso existente del paciente, y se revela como una técnica prometedora también porque permite que el paciente lleve una prótesis fija prácticamente desde el día siguiente a la cirugía. “La técnica de los implantes personalizados o subperiósticos, que se generan digitalmente es muy reciente. Aunque es esperanzadora y se ha probado en casos de reconstrucción oncológica, todavía no ha pasado tiempo suficiente para ver casos documentados de resultados a largo plazo”, explica.
Ejemplo de Malla Subperiostica.
Ejemplo de Malla Subperiostica.
Más de 30 años de experiencia
Con más de 30 dedicado al ejercicio de su profesión, la cirugía maxilofacial, tanto en el ámbito público como privado, Joaquín Garatea forma ahora equipo con su relevo generacional, la Doctora Amaia Garatea. “Siendo ambos licenciados en Medicina y Odontología tenemos vocación quirúrgica y por ello ofrecemos apoyo en servicios médico-quirúrgico a compañeros dentistas que quieran beneficiar a sus pacientes con las mejores opciones terapéuticas”, asegura. “Desde nuestra clínica hemos elegido estar atentos al desarrollo de novedades pero solo ofrecérselas a nuestros pacientes cuando han sido aceptadas como válidas y ventajosas por la comunidad científica”, explica Garatea.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora