Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

LOS MIÉRCOLES, CIENCIA

Navarra, en un estudio internacional sobre cultivos y cambio climático

Europa financia con 1,08 millones un proyecto que también desarrollará el uso de drones o satélites en la agricultura

Iker Aranjuelo, fotografiado en el invernadero del Instituto de Agrobiotecnología donde se hacen algunas investigaciones.
Iker Aranjuelo, fotografiado en el invernadero del Instituto de Agrobiotecnología donde se hacen algunas investigaciones.
Actualizada 04/03/2020 a las 09:02

"Las plantas notan el cambio climático, claro que lo notan”. La subida de las temperaturas, la escasez de lluvias o la mayor presencia de dióxido de carbono puede suponer que los cultivos que crecían de manera óptima en un punto dejen de ser tan productivos o al revés, que las semillas que apenan prendían en un terreno lo hagan con fuerza. Cómo es esa evolución, qué variedades de cada especie resistirán mejor en un planeta más cálido, es algo que están indagando en todo el mundo investigadores como Iker Aranjuelo Michelena, científico de CSIC en el Instituto de Agrobiotecnología de Navarra. Es el coordinador de un proyecto en el que participarán en los próximos cuatro años doce centros tecnológicos de diferentes países, que ha recibido una ayuda de 1,077 millones de euros de la Unión Europea, a través del programa Marie Skłodowska-Curie Rise 2019 y que, además de buscar los cultivos mejores para el cambio climático, tratará de desarrollar distintas tecnologías que den información a los agricultores sobre el estado de sus plantaciones.

“Vamos a analizar cultivos como el trigo, la soja, el arroz, el maíz y la quinoa en ocho países diferentes, con sus condiciones ambientales en cada uno. Se trata de ver qué variedades de los distintos cultivos responden mejor o peor con más o menos agua, con más o menos temperatura, cuáles soportan mejor un golpe de calor...”, explica Aranjuelo, que estará al frente de un equipo de más de 60 científicos del Instituto de Agrobiotecnología, las universidades de Barcelona, Innsbruck (Austria), Reading (Gran Bretaña), Talca (Chile), Auburn (EE UU), Niigata (Japón), el Instituto ILVO (Bélgica), el Instituto de Medio Ambiente y Desarrollo Agrícola de la Academia de Ciencias Agrarias de China, además de dos empresas, el grupo navarro AN S.Coop y la finlandesa Grainsense.

La investigación no sólo se fijará en qué medida las diferentes variedades producirán más o menos en distintas condiciones climáticas, sino también su calidad. “Se trata de ver si ese grano tiene más o menos nitrógeno o proteínas, para saber cuál puede ser su efecto en el consumo humano”, señala el investigador del CSIC.

Desarrollos tecnológicos

El proyecto que coordinará Iker Aranjuelo tiene además otros objetivos, mucho más relacionados con la tecnología. El científico navarro lleva ya tiempo trabajando con drones y satélites como un modo de determinar el estado de un cultivo a través de las imágenes que estos artefactos toman, desde el aire o desde el espacio exterior. “Se trata de caracterizar los cultivos con las imágenes, de desarrollar unos índices que te dicen si tus plantas están en buen estado o no. Si descubre que están amarilleando, es una información que le sirve al agricultor, que puede acudir a la tierra, y comprobar si necesita agua, fertilizantes, o está por ejemplo atacada por un hongo. Es una forma de detectar al momento cómo está tu planta”.

Asimismo, los investigadores quieren desarrollar modelos matemáticos que permitan a partir de esas imágenes y de análisis de laboratorio, prever qué producción se dará en un terreno al cabo de unos meses y qué calidad tendrá esa cosecha. Es una información que permite al agricultor anticiparse. “Si se ve que va a tener una cosecha un 20% menor, tendrá capacidad de reacción. Podrá añadir agua, fertilizante, lo que sea necesario”, indica Aranjuelo.

Otro objetivo del proyecto es la tecnología NIRS, basada en los infrarrojos. “No se trata de algo nuevo. Son aparatos que, cuando se aplican a un grano de cereal o a una hoja de una planta, según la luz que reciben de vuelta, elaboran un espectro y pueden correlacionarlo con las cantidades de fibra o de almidón que contienen. También se están poniendo a punto con el nitrógeno ”, señala el investigador. En este proyecto quieren “ampliar ese abanico, de modo que pueda servir también para determinar la riqueza de un grano en sustancias como la sacarosa o la glucosa”. “Queremos llegar al nivel de las proteínas y hasta de los genes”, exclama el científico, consciente de que ese es un objetivo muy ambicioso.

En todo caso, la tecnología NIRS ya sirve para que agricultores y empresas puedan medir la riqueza de una sustancia en el grano “de manera mucho más rápida y barata” que si tuvieran que analizarlo en un laboratorio. “Las empresas ahora las usan para cosas básicas, como saber la fibra de la alfalfa”, apunta Aranjuelo, que añade que esta es una investigación que quiere contar con la industria agropecuaria, “que son quienes conocen las demandas del mercado” y que tiene como objetivo adicional la divulgación, por lo que se completará con jornadas en colegios o universidades.

Un congreso sobre cereales

Los días 1 y 2 de abril se celebrará en la Universidad de Navarra un congreso sobre fisiología y mejora de cereales en el que científicos, casi todos españoles, pero que trabajan en distintos países presentarán los últimos avances sobre cereales, en especial la adaptación al cambio climático, la eficiencia de las semillas, la calidad del grano y los desarrollos tecnológicos. Al evento, patrocinado por Grupo AN, TimacAgro y Nafosa, acudirán más de 70 expertos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE