Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Salud

Alergias en verano más comunes: cuáles son, síntomas y consejos para tratarlas

Las cremas de protección solar pueden contener componentes que generan reacciones alérgicas

Los médicos aconsejan dar antes alimentos a los bebés para prevenir alergias
Comer fuera de casa aumenta la exposición inconsciente a alimentos a los que somos alérgicosCedida
Actualizado el 18/07/2021 a las 18:31
El verano es una época de mucho movimiento. Comemos fuera de casa, visitamos lugares de vacaciones, vivimos en otras residencias… y todo esto puede tener un efecto secundario: las alergias. La estación estival aumenta la exposición a determinados factores que pueden generar reacciones alérgicas estacionarias desarrolladas por las características del clima y de los hábitos que realizamos en esta época.
Además, el cambio de rutinas y horarios puede provocar un mayor descuido en los tratamientos de personas que ya padecen una alergia. Por ello, deben tener extrema precaución para evitar un episodio no controlado.
Algunas de las alergias más comunes en verano son:
ALERGIAS ALIMENTARIAS
Nos sentamos en una terraza y empezamos a ojear la carta. Pedimos un plato y algo para beber, pero nos olvidamos de preguntar qué ingredientes forman parte de la receta que vamos a ingerir.
Algunos alimentos se perciben a simple vista en un plato, pero otros como el huevo, la leche y los frutos secos pasan desapercibidos en helados, batidos, salsas, etc. y pueden desencadenar una reacción alérgica inesperada.
También puede ocurrir lo contrario. Quizá sí lo hayamos tenido en cuenta y, si por ejemplo somos alérgicos al pescado, hayamos pedido un plato que no lo contenga. Sin embargo, ¿cómo sabemos que no se ha utilizado el mismo aceite o los mismos utensilios para preparar un trozo de pescado y nuestro plato? Para evitar cualquier susto, es recomendable avisar al personal del restaurante de nuestro tipo de alergia.
REACCIONES AL SOL
Otra situación en la que nos exponemos a una posible reacción alérgica se da cuando tomamos el sol. No es que el sol en sí mismo nos provoque la alergia, sino la mezcla de los productos que aplicamos a nuestra piel o los medicamentos que tomamos con la exposición a los rayos solares.
El consumo de antiinflamatorios, antibióticos y perfumes y productos que contengan alcohol puede provocar una reacción alérgica al tomar el sol. Para evitar esto, conviene que la exposición al sol sea progresiva y se realice en las horas de menor intensidad (antes de las 11:00 y después de las 16:00) y con un factor de protección alto.
Sin embargo, también hay que tener cuidado con las cremas de protección solar. Algunas de ellas contienen filtros que pueden provocar reacciones alérgicas a determinadas sustancias.
CLORO DE LA PISCINA
Después de tomar el sol, sentimos la necesidad de refrescarnos y una de nuestras posibilidades es darnos un baño en la piscina. Uno de los principales componentes del agua de las piscinas es el cloro, que irrita la piel sensible y puede agravar los síntomas de las personas con dermatitis atópica.
Para estas personas es recomendable refrescarse en el mar, pero si la única opción es la piscina conviene aclararse la piel con agua dulce después de cada baño, secarse bien la piel e hidratarla con cremas específicas para pieles atópicas.
ÁCAROS EN LAS RESIDENCIAS DE VACACIONES
Los ácaros suelen aparecer en las pesadillas de las personas con alergia en primavera y otoño. Es en estas estaciones cuando suelen ser más frecuentes las temperaturas templadas y la humedad, que son las preferidas de estas partículas del polvo. Sin embargo, en verano se dan algunas situaciones que las aumentan.
Suele ser habitual que en las zonas costeras los ácaros sean más abundantes y, del mismo modo, en las residencias que han estado cerradas bastante tiempo. Por eso, si un integrante de la familia es alérgico a los ácaros, conviene realizar una limpieza y ventilación de la casa varios días antes de llegar.
SÍNTOMAS
Las reacciones alérgicas suelen presentar uno o varios síntomas. Estos pueden ser tópicos (picor o urticaria), respiratorios (sensación de ahogo o tos), cardiovasculares (mareos o presión arterial baja) y digestivos (náuseas o diarrea).
volver arriba

Activar Notificaciones