Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Hogar

Plantas de interior: cuáles son las más resistentes y cómo cuidarlas

Diez plantas para disfrutar en casa y recomendables para manos poco expertas

Con unos cuidados sencillos podemos disfrutar de bonitas plantas en el interior de nuestras casas.
Con unos cuidados sencillos podemos disfrutar de bonitas plantas en el interior de nuestras casas.
Actualizada 23/02/2021 a las 11:56

Más allá de sus características estéticas, del color que pueden dar a los rincones de un hogar, una casa con plantas transmite buenas vibraciones. Su presencia, está demostrado, tiene propiedades anti estrés. Y sus cuidados también proporcionan paz a aquellos que los realizan.

Sin embargo, muchas personas son reticentes a tenerlas en el interior de sus hogares, creyendo que no van a ser capaces de mantenerlas con vida demasiado tiempo. Quizá, el error es no saber elegir las plantas adecuadas. Presentamos en la siguiente lista diez estupendas opciones para que, incluso los más torpes, puedan disfrutar de plantas en su hogar.

 

1. Aloe Vera

Conocida por sus propiedades curativas y sus magníficas propiedades para cuidar el cabello y la piel, esta es una de las plantas que más fácilmente podrás mantener dentro de tu hogar. No requiere casi cuidados y con acordarte de regarla cada diez-quince días aproximadamente, será suficiente. No la encharques. Sí es importante que elijas bien el sustrato, que deberá ser una mezcla de tierra y arena.

2. Cactus

Un clásico para aquellos que tienen miedo de no saber cuidar una planta. Son prácticamente indestructibles, pueden aguantar bien las temperaturas altas y, además, podrás encontrar muchísimas variedades para elegir a tu gusto. Como el Aloe Vera, es bueno que los coloques en una mezcla de arena y tierra. En cuanto al riego, debe ser escaso. Una vez al mes en invierno y un par en verano.

3. Violeta africana

Ya, para más atrevidos, te aconsejamos esta planta con flor. Si tienes un poquito de cuidado, podrás disfrutar de los colores de sus pétalos todo el año. Y no, no solo las hay violetas, también podrás encontrarlas en tonos azulados, rosas y rojizos. Esta planta debe ubicarse en un lugar donde no haya grandes cambios de temperatura, lo ideal es un ambiente que no baje de los 10 grados de temperatura y no suba de los 21. Requiere un poquito más de esfuerzo en el riego: un par de veces a la semana, e incluso tres sin estamos en verano.

4. Crasas

Esta especie de planta, de la que encontrarás diferentes tipos, se caracteriza por guardar el agua dentro de sus hojas, por lo que no necesitan ser regadas a menudo. Son primo-hermanas de los cactus, aunque carecen de espinas. Y como ellos, ¡son unas supervivientes! Les encanta la luz, aunque no debe darles de forma muy agresiva y directa durante los meses de verano.

5. Palo de agua

También se les llama Tronco de Brasil, y son una de las plantas de interior más populares. Necesitan luz natural, pero que no sea directa, y la temperatura ideal para su desarrollo está entre los 15 y los 25 grados. Te encantarán sus hojas, muy vistosas, y que cambian de tonalidad según la época del año. En cuanto al riego, una vez a la semana es suficiente (dos veces en época de verano).

6. Lengua de suegra

Denominada así por la forma larga y afilada de sus hojas, esta es otra elección perfecta para dentro del hogar. Basta con regarla dos o tres veces al mes, cuando observes que la tierra está seca. Tolera mejor las temperaturas altas que las bajas, aunque es una planta que se adapta muy bien y tiene una gran longevidad.

7. Cintas

Estas bonitas y frondosas plantas son perfectas para colgar en los rincones. Son unas plantas muy resistentes y les gustan los lugares con luz –que no sea directa- aunque también se adaptan a zonas de la casa más oscuras. También se les conoce como malamadres y lazos de amor. En invierno, es suficiente con regarlas cada dos semanas. Pero en verano necesitan un poco más de mimo y darles agua cada 2/3 días. Incluso agradecen mucho que las pulverices durante los días de más calor.

8. Potos

Es una planta preciosa y muy decorativa por el intenso verde de sus hojas. Aunque unos cuidados no adecuados puede hacer que amarilleen. Les gusta mucho la luz, aunque es mejor que les llegue de forma indirecta. No deben ser regados en exceso: ¡ojo con dejar charco en la maceta! Se trata de observar cuándo queda seco el sustrato para decidir volver a regarla. Sí agradecen que se pulvericen sus hojas, pero vale con hacerlo un par de veces a la semana.

9. Hiedra

Esta planta trepadora es una de las más resistentes que podrás encontrar. Se puede utilizar tanto en interior como en exterior. No necesitan mucha agua. Con regarlas una vez a la semana en invierno y dos en verano será suficiente. Si ves que las hojas se vuelven negruzcas, es que la estás regando demasiado. ¡Limpia el polvo de las hojas de vez en cuando y mejorará su aspecto! En cuanto a las temperaturas, es recomendable que no estén en un espacio en el que la temperatura baje de 5 grados.

10. Drácena de hoja fina

¿Quieres dar un toque exótico a tu hogar? La drácena de hoja fina (Dracaena marginata) es la elección perfecta. Eso sí, sus hojas son tóxicas, así que si tienes mascotas en casa quizá es mejor que elijas otra opción. Es una planta que se adapta a casi cualquier condición de luz y que no requiere mucho riego. Solo debes observar cuándo el sustrato ha quedado totalmente seco para regarla. Y como hemos mencionado en otras plantas, prohibido encharcarla.

 

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE