x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Vivir
Educación

Colegio Estilo, el fin de una "isla educativa"

Esta novedosa institución pedagógica, puesta en marcha hace sesenta años por la escritora Josefina Aldecoa, cierra sus puertas

Colegio Estilo, el fin de una

La fundadora del colegio, Josefina Aldecoa, ya fallecida.

ARCHIVO
Actualizada 13/06/2019 a las 12:43
Etiquetas
  • EFE. Madrid
A+ A-

El Colegio Estilo, por el que han pasado sagas como los Buero-Vallejo, los Bardem o los Saura, cierra casi 60 años después de que la escritora Josefina Aldecoa pusiese en marcha esta "isla educativa" que fue "su propia versión" de la Institución Libre de Enseñanza, por una cuestión "exclusivamente económica".

El contrato de alquiler del chalé ubicado en la zona de El Viso de Madrid -antes eran dos edificios- que mantenían desde hacía 54 años, "no tenía posibilidad de renovación al pasar la propiedad a otro dueño", ha explicado en una entrevista con Susana Aldecoa, la directora del colegio e hija de la fundadora.

Crear el centro fue una acción "heroica" porque "hubo que luchar contra los elementos. Mi madre peleó muchísimo por obtener todas las licencias".

Susana Aldecoa subraya que no ha tenido "otra opción" que cerrar el colegio. No ha logrado que la Consejería de Educación diese la autorización para trasladar el centro a otros dos edificios, uno en el barrio del Conde de Orgaz y otro en la Colonia Universitaria, en un caso por falta de metros y en otro por la configuración del jardín.
"Sin edificio, con una auténtica quiebra y con la mitad de niños no se puede mantener", ha subrayado.

Los orígenes del colegio se remontan a octubre de 1959, cuando Josefina Aldecoa, muy vinculada a la Institución Libre de Enseñanza, "fascinada por el krausismo" y que había rescatado las "misiones pedagógicas" de la II República, decidió crearlo.

La esposa del escritor Ignacio Aldecoa, del que tomó el apellido, había permanecido un tiempo en Inglaterra y Estados Unidos, "donde vio una manera diferente de abordar el mundo educativo".

Y junto a su íntima amiga Rosario Correa "creó su propia versión de la Institución Libre de Enseñanza, poniendo un énfasis enorme en lo creativo -plástica, música, teatro-, toda esa deriva artística que hace que educar sea hedonista", señala.

Susana fue una de las primeras alumnas, junto a un grupo de otros nueve niños, "hijos de amigos de mis padres", como el periodista y poeta Manuel Alcántara o el pintor José Vela Zanetti, "todos ellos vinculados al mundo creativo, artístico y literario".

Un centro de niños y niñas en un momento en el que la educación mixta no estaba oficialmente aceptada, lo que obligaba a los alumnos a examinarse en el Instituto Ramiro de Maeztu, donde, recuerda Susana, coincidían con los del Colegio Británico.

"Hizo un colegio diferente, en el que quería potenciar al máximo el pensamiento y el camino del conocimiento de los niños que para mi madre eran sagrados", compensando la parte más densa de contenidos con la puramente creativa, asegura Susana.

Aldecoa creó un proyecto que todavía hoy se considera moderno y vanguardista, con una idea diferente de "estructurar la mente de los niños". Tanto es así, que una de las asignaturas era ballet clásico.

"Montañas de hijos" de directores de cine, escritores, pintores y periodistas como los de Antonio Buero Vallejo, Luis García Berlanga, Juan Antonio Bardem, Antonio Gades, Julia Navarro o Eduardo Haro Tecglen han pasado por las aulas de esta especie de "burbuja sostenida en el espacio y en el tiempo".

En sus mejores momentos llegó a tener 300 alumnos, pero no todos eran hijos de "famosos". Muchos profesionales de todos los ámbitos han matriculado a sus vástagos buscando "una educación avanzada en el tiempo, que sigue siendo moderna, en algunos aspectos pionera," y con "una atención muy individualizada".

"Creo que los niños han sido muy muy felices, de hecho así nos lo manifiestan. Tienen ese buen recuerdo de esos primeros años y preadolescencia, esa etapa preciosa para la educación".

Para Susana "el proyecto sigue absolutamente en vigor, pero -matiza- desde un punto de vista pedagógico es una cosa y desde un punto de vista realista, otra".

Lo que más le gratifica es saber que "ha ido más allá de un colegio, creando vínculos importantes" entre los alumnos y de éstos con los profesores y con la propia institución años después de abandonarlo.
De hecho, una alumna de "una familia muy conocida del mundo cultural, de la que no puedo dar su nombre porque no estoy autorizada", está haciendo su tesis en Boston sobre el Estilo, "algo que me ha parecido muy simbólico justo cuando el colegio se acaba".

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+