Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

La jueza envía a prisión a la pareja de Juana Canal por matarla hace 19 años

El acusado ha reconocido que la mató y la descuartizó en la bañera

Ampliar El detenido por la desaparición de Juana Canal en 2003 Jesús P.H., a su llegada este viernes para pasar a disposición judicial en Ávila
El detenido por la desaparición de Juana Canal en 2003 Jesús P.H., a su llegada este viernes para pasar a disposición judicial en ÁvilaEFE
Actualizado el 28/10/2022 a las 16:52
La jueza de Instrucción 3 de Ávila ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de Jesús P.H. por matar a su pareja Juana Canal hace diecinueve años de un golpe, tras una fuerte discusión en su piso del distrito madrileño de Ciudad Lineal, y después descuartizar su cuerpo en la bañera y enterrarlo muy cerca de la finca inspeccionada en Navalacruz (Ávila).
Está siendo investigado por un delito de homicidio en el ámbito de la violencia de género, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), tras la declaración del detenido en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Ávila.
El Juzgado de Ávila se ha inhibido en favor del Juzgado Decano de Madrid al entender que los supuestos hechos delictivos tuvieron lugar en el partido judicial de la capital de España.
La decisión de la jueza se ha producido tras la declaración del asesino confeso, a quien el abogado de la familia de Juana Canal, Juan Manuel Medina, ha visto "entero" y sin mostrar arrepentimiento.
A las puertas de los juzgados de la capital abulense, Medina ha comentado a los periodistas que, durante los 45 minutos de interrogatorio, Jesús P.H. ha respondido a todas las preguntas que se le han formulado sobre lo sucedido en febrero de 2003.
En su auto, la jueza ha optado por decretar prisión provisional, comunicada y sin fianza, como han solicitado el abogado de la familia y la fiscalía, frente a la oposición del abogado del arrestado.
A juicio de Medina, existe motivos "más que fundamentados" para su ingreso en prisión por existir "riesgo de fuga", además de una posible "obstrucción a la justicia", después de haber "ocultado pruebas" durante casi dos décadas en el paraje de Navalacruz (Ávila) en el que enterró el cuerpo descuartizado de Juana Canal.
A raíz de la aparición de los primeros restos de Juana Canal en 2019 en ese lugar situado a 6 kilómetros del casco urbano de Navalacruz, el Juzgado de Instrucción número 3 de Ávila se hizo cargo del proceso, aunque según ha señalado el letrado de la familia de la víctima, la jueza ha decidido inhibirse en favor del Juzgado Decano de Madrid, por haberse producido en ese territorio los hechos.
Juan Manuel Medina ha dicho que "la instrucción no está terminada" y se ha mostrado partidario de que las labores de rastreo y de búsqueda en la zona continúen adelante por parte de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, ya que "los restos no han aparecido en su totalidad", lo que puede suponer una "ocultación de pruebas".
En su opinión, el descubrimiento de nuevos restos, como la parte trasera del cráneo, pueden resultar "muy determinantes" para que pueda hablarse de "asesinato con alevosía".
Por el momento, el abogado ha considerado que los hechos dibujan un escenario de "homicidio doloso" y un delito de "profanación de cadáver", tras reconocer que "descuartizó el cuerpo para su traslado", sin descartar otro tipo de acusación si aparecen nuevas pruebas.
Según el abogado de la familia, durante la declaración Jesús P.H. ha reiterado que la muerte de Juana Canal se produjo como consecuencia de "un golpe" en una discusión entre ambos, después de que la Policía se personara en el domicilio, tras ser avisada previamente por la víctima.
"Quiere hacer creer que fue un golpe que él la dio cuando ella se abalanzó hacia él y cayó al suelo", ha apuntado el abogado, quien ha señalado que el arrestado no creía, según su declaración, que estuviera muerta, de ahí que "siguiera transportando sus enseres, con la intención de abandonar el domicilio".
Minutos después, según el abogado de la familia de Juana Canal, se dio cuenta de que estaba muerta y fue cuando procedió a su descuartizamiento y posterior traslado en maletas al paraje de Navalacruz, situado en una finca de su familia.
Juan Manuel Medina ha dicho que ni él ni la fiscalía creen que fuera un hecho accidental, como mantiene el detenido en una versión "exculpatoria", para tratar de rebajar la pena.
Preguntado por si considera que Jesús P.H. tuvo ayuda de otras personas, el abogado de la familia de Juana Canal ha opinado que no y ha precisado que "su entorno más cercano -mujer e hijos- era desconocedor de los hechos".
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora