Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Baile de la Alpargata

Los Sanfermines sin madrugón de Elena Sánchez

La periodista que durante años retransmitió los encierros para TVE junto a Javier Solano se encuentra desde el martes en Pamplona para disfrutar de las fiestas

Ampliar A* Jesús Garzaron
F* 2022_07_08
L* Casino
T* Alpargata
Elena Sánchez, a la izquierda, junto a su hermana VerónicaJesús M Garzaron
Publicado el 09/07/2022 a las 06:00
Elena Sánchez vivió su primer San Fermín en 2001. Fue aquel año cuando realizó la primera retransmisión de la fiesta para RTVE. Con los años, su rostro se terminó convirtiendo en uno de los habituales gracias a los encierros que retransmitió durante años para la cadena junto a Javier Solano. Este año los encierros tienen nuevos presentadores y aunque los telespectadores de TVE ya no escuchan la voz de Elena cada mañana ella ha vuelto a venir a Pamplona para compartir la fiesta con su “cuadrilla” de aquí, lo mejor, asevera, que le dejaron años de intenso trabajo en la capital navarra. “Son amigos que ya forman parte de mi familia y no sólo nos vemos en San Fermín”. Llegó a la capital navarra el día 5 por la noche junto a su hermana Verónica que ya llevaba años acompañando a la periodista durante las fiestas y que también conocen a la perfección el resto de su familia. “Me apetecía meterme en el jaleo desde el 6 por la mañana. He visto mucha alegría, a gente con ganas de pasarlo bien y ningún mal rollo”. Confiesa que tenía ganas de poder disfrutar de los Sanfermines “del reencuentro” sin tener que acostarse pronto, cuidarse la voz, o vigilar la alimentación o la bebida. Y lo cierto es que el viernes lucía radiante en el Nuevo Casino al que acudió para asistir al tradicional Baile de la Alpargata que se celebra cada mañana después del encierro. Ella la vio desde un balcón de la calle Estafeta. “Soy muy afortunada. Siempre tengo lugares privilegiados para disfrutar de la carrera”.

El encierro no podía esperar

A falta de apenas diez minutos para que diera comienzo el segundo encierro de los Sanfermines, la familia Sipes se adentraba ayer presurosa en uno de los portales de la plaza del Castillo que daba acceso al balcón de Estafeta que habían contratado días atrás. El vuelo procedente de Washington D. C. previa escala en Madrid se había retrasado y no había tiempo que perder si querían ver el encierro. Una liturgia que se repite día tras días, sobre todo entre los extranjeros, y que termina dejando algún hueco inesperado en los balcones. Pero aquel aterrizaje apresurado debió merecer la pena a tenor de la sonrisa que exhibían pasadas la 8.30 de la mañana en el Nuevo Casino Brian y Michele, a quien acompañaba su hija Haley, de 9 años, “todavía con el susto en el cuerpo” tras ver el encierro. “En la tele los toros parecen más pequeños”, justifica su madre. Su único pesar era no haber podido ver el encierro con el pañuelo rojo anudado al cuello, tal y como habían imaginado. “¿Dónde puedo conseguir uno como ese?”, preguntaba insistentemente y apuntando al cuello a los invitados al Baile de la Alpargata.
Jesús Garzaron
Michele y Brian Sipes, junto a la pequeña Haley, de nueve años, llegaron el viernes a Pamplona procedentes de Washington D.C. y estarán en la ciudad hasta el domingoJesús garzaron
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE