Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SAN FERMÍN 2019

El Struendo de Iruña 2019: más que ruido para animar la fiesta

Tiene más de medio siglo de vida y no forma parte del programa oficial, pero el Struendo sigue siendo uno de los actos sanfermineros más queridos por los pamploneses

Struendo 2014
Una imagen del Struendo en 2014.
Alba Úriz
  • DIARIO DE NAVARRA
Actualizada 11/07/2019 a las 09:55

No lo veremos jamás en el programa oficial de San Fermín pero es uno de los actos más esperados por los pamploneses durante las fiestas. El Struendo es una iniciativa popular que consiste en asaltar la calle con cualquier instrumento y hacer el mayor ruido posible, de ahí su nombre. Su objetivo es animar las fiestas de San Fermín y no se celebra un día en concreto, aunque siempre es entre semana y a un hora fija, las 23:59.

Después de cantar el ‘Agur Jaunak’, centenares de personas salen ‘en procesión’ desde Casa Marceliano haciendo sonar el instrumento que hayan escogido: bombos, txistus, tambores… La hora de retirada nunca es fija, suele producirse unas tres o cuatro horas después de que comience, y al compás de otro ‘Agur Jaunak’.

El Struendo de Iruña tiene su origen en 1964, cuando una cuadrilla de amigos de la Peña Irrintzi dio con una idea para animar las calles de manera improvisada, sin un planteamiento previo: saldrían a la calle casi de madrugada y harían sonar todo tipo de instrumentos para que a nadie se le olvidara que Pamplona estaba en fiestas.

Pese a no ser oficial, se tata de uno de los actos más queridos por los pamploneses. Año tras año, la fidelidad del público asegura el éxito de la iniciativa. Y no queda ahí la cosa: desde hace unos pocos años, el Struendo también tiene una versión infantil, de modo que la tradición tiene el relevo asegurado.

¿Habrá Struendo esta noche?, se preguntan muchos. Para comprobarlo, no queda otro remedio que acercarse a Casa Marceliano al filo de la medianoche. Y no olviden el bombo, o el tambor, o lo que sea que pueda recordar que esta ciudad no descansa ni de día ni, sobre todo, de noche.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE