Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Pensiones con realismo"

"La reforma para asegurar la sostenibilidad del sistema es una necesidad de la que, además, dependen las ayudas europeas"

Avatar del Editorial DN Editorial DN23/01/2023
El Gobierno de Pedro Sánchez se comprometió con la Comisión Europea a aprobar antes del pasado 31 de diciembre una reforma de las pensiones que asegure su sostenibilidad futura en puertas de la jubilación del baby boom, que disparará el déficit del sistema. Incumplido ese plazo, el ministro Escrivá aspira a cerrar un acuerdo este mismo mes para eludir el riesgo de que Bruselas responda con una negativa a entregar a España en abril los 11.000 millones previstos de los fondos Next Generation, condicionados a ese cambio legal. Tal eventualidad supondría un revés económico de primera magnitud y un mayúsculo varapalo político para el Ejecutivo en un año electoral. Pocas dudas parece admitir la necesidad de reforzar los ingresos y contener el gasto previsto según una pirámide demográfica con la que crecerán los beneficiarios de las prestaciones mientras se reducirán los ciudadanos en edad de trabajar que las financian con sus cotizaciones. El problema estriba en que la búsqueda de un cierto equilibrio en las cuentas de la Seguridad Social implica la adopción de medidas impopulares. Es de esperar que al final se imponga el sentido común. La división en el Ejecutivo sobre la ampliación a 30 años del período para calcular la cuantía de las pensiones -ahora son 25-, de los que se podrían descartar los dos peores, es uno de los principales obstáculos. La reforma carece por ahora de una mayoría política suficiente para ser aprobada y del apoyo de los agentes sociales. El Gobierno, sin apenas tiempo y con un margen de negociación muy escaso, erró al separar la actualización de las pensiones con el IPC de las medidas ingratas que sabía ineludibles para cuadrar las cuentas. Aún así, resulta inimaginable cualquier alternativa distinta a un acuerdo respetuoso con los derechos de los jubilados actuales y futuros, y que pueda ser aceptado por Bruselas. Hay demasiado en juego como para que no se impongan el realismo y el sentido de la responsabilidad.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora