Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Se aplaude y vitorea a la Cabalgata de los Reyes durante todo el recorrido. Nada de insultos ni pitadas, solo sonrisas y voces llamando a su Rey favorito"

Avatar del Lucía Baquedano Lucía Baquedano05/01/2023
Hoy llegarán a Pamplona los esperados visitantes. Desde que el año pasado abandonaron la ciudad no hemos dejado de contar las horas para su regreso y, ¡al fin! el día ha llegado. Por eso, cientos y cientos de zapatos serán abrillantados y esta noche un juego de tres copas, alguna botella y tal vez una bandeja de turrones presidirán la mejor habitación de las casas por si SS MM llegan cansados y deciden sentarse un ratito en el sofá y aprovechar el momento para degustar alguna de las exquisiteces. Sabemos, porque conocemos la historia, que, hace más de dos mil años, tras haber entregado a un Niño sus presentes, es por los niños por lo que los Reyes vienen cada año, cargados de regalos; pero también que si los mayores no les prepararan el camino, dejarían de venir. Y es que los mayores les quieren tanto como los pequeños. No les basta con que traigan lo solicitado por sus retoños sino también que la real visita sea un éxito. Y así hoy estrenarán carrozas porque las anteriores estaban ya un poquito viejas, y como cada año se comprueba el estado del puente levadizo, no vaya a ser que por su antigüedad, algo se haya oxidado en el del Portal de Francia y tengamos un disgusto cuando sobre los dromedarios lo atraviesen SS MM. Después, hasta el alcalde de la ciudad abandonará todas sus ocupaciones para recibirlos en el Ayuntamiento, ya que no estaría bien que ciudad hermanada con Bayona, Yamaguchi, Paderborn y la Pamplona colombiana, no otorgara a estos visitantes una bienvenida digna. Esto a todo el mundo le parece bien. Al menos nadie protesta porque esta tarde se cierren algunas calles y que sean tomadas por una manifestación tan nutrida que para sí quisiera cualquier partido político. Se aplaude y vitorea a la Cabalgata de los Reyes durante todo el recorrido. Nada de insultos ni pitadas, solo sonrisas y voces llamando a su Rey favorito. Y los jalean también los mayores, recordando sin duda que no hace tantos años, ellos mismos, nerviosos y emocionados cepillaban sin descanso el zapato junto al que los Reyes dejarían el regalo soñado.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora