Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

A mi manera

La caja de Pandora y la de Maya

Ampliar El alcalde Enrique Maya durante su comparecencia ante los medios este miércoles
El alcalde Enrique Maya durante su comparecencia ante los medios este miércolesJesús Caso
Publicado el 27/11/2022 a las 06:00
Cuando la Pandora de la mitología abrió la caja que hoy lleva su nombre del interior escaparon los espíritus que podían poner en riesgo el mundo. La cuestión principal no es que el alcalde Maya haya comunicado al presidente de UPN, Javier Esparza, que se va. Tampoco que le habría gustado hacerlo público más tarde. Lo relevante es que con su decisión abre en el regionalismo pamplonés la caja de Pandora de la sucesión. Algunas decisiones provocan expectativas entre los propios. Maya sabe que pueden ser tan grandes como las frustraciones que padezcan los no elegidos en el proceso. Ese es el riesgo si no se abre y cierra pronto.
Sin pretenderlo Maya ha abierto la caja en Pamplona. Lo ha hecho el político con más tirón electoral en la capital. Solo hay que mirar sus números. Gobierna con 13 concejales de su formación, UPN más PP y Ciudadanos, socios en la coalición Navarra Suma, en una corporación de 27 ediles. Los cuatro años de la legislatura que termina pueden no parecerse en nada a los que vendrán a partir de junio. El futuro de Navarra Suma como marca es incierto. La equidistancia de la portavoz del PSN, Maite Esporrín, que se ha mantenido entre la oposición a Maya y el no rotundo a entregar la alcaldía a Bildu puede modificarse en la próxima. Bastaría simplemente con este cambio para que hoy la vara de mando la gestionara Joseba Asiron, el líder de Bildu. Los tiempos que vienen no apuntan fáciles para UPN porque no se trata de ganar a un partido sino al conjunto de los concejales que obtengan Bildu, Geroa Bai, Podemos-Batzarre y probablemente el PSN. La salida del político regionalista con más cartel en Pamplona produce un reto de máxima relevancia.
La Pandora de la mitología recibió la caja con instrucciones de no abrirla. Pandora incumplió y cedió y dice la mitología que de allí salieron todos los males del mundo. Maya no ha incumplido ningún compromiso. Ha gestionado 8 años de gobierno y 4 de oposición y ha comunicado al presidente del partido que se va. Le asiste todo el derecho. Pero su marcha ya provoca las quinielas de nombres para el relevo. Concejalas como María Echávarri, María Caballero o Ana Elizalde y parlamentarias como Cristina Ibarrola están entre los nombres que se escuchan en los corrillos políticos. Probablemente Maya y UPN confían en que cuando todos los espíritus salgan de la caja y alguien acierte finalmente a cerrarla en el fondo quede como en la de Pandora, el último espíritu: el de la esperanza. O lo que es lo mismo en clave política, el nombre que dé confianza a la lista y la seguridad de acertar.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora