Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"¿Cuándo romperán con Podemos?"

Avatar del Fermín Bocos Fermín Bocos23/11/2022
A la vista del estropicio causado tras la entrada en vigor de la Ley de Garantía de Libertad Sexual, la conocida como “solo sí es sí”, cabía pensar que la ministra Irene Montero, impulsora de semejante iniciativa, saldría a la palestra para presentar su dimisión y la de parte del equipo que la rodea. No sin antes pedir perdón a las víctimas cuyos agresores en algunos casos han visto rebajadas sus penas.
Pero ni ha sido así ni parece dispuesta a asumir responsabilidad política alguna. Su reacción frente al desaguisado que se está produciendo -y que continuará porque los efectos retroactivos de la ley seguirán siendo aprovechados por los abogados defensores de quienes fueron condenados por delitos sexuales- ha sido de una soberbia fuera de lugar, que incluye embestidas contra los jueces a quienes en una patética fuga hacia adelante sigue tildando de “machistas”. Desde diversas instancias se le ha pedido al presidente del Gobierno que destituya a la ministra de Igualdad asumiendo también él la responsabilidad política por el craso error cometido al haber aprobado el Consejo de Ministros la mencionada ley. No parece qué de momento sea ésa su intención dada la dependencia numérica del apoyo de Unidas Podemos en el Congreso.
Cosa diferente es lo que pueda pasar de aquí a unos meses, cuando se hayan celebrado las elecciones autonómicas y municipales. Pedro Sánchez sabe mejor que nadie que a estas alturas de legislatura su alianza con Podemos es un lastre. Que restan en vez de sumar y que este último episodio, percibido por la opinión pública como un gran escándalo le puede pasar factura, no a él -para las elecciones generales falta todavía un año- pero sí a los candidatos del PSOE en ayuntamientos y comunidades autónomas.
Solo Sánchez conoce los planes de Sánchez, pero dada su conocida frialdad y su olfato para otear todo aquello que pueda poner en peligro su permanencia en el poder no habría que descartar que ya esté pensando cuándo le conviene romper con Podemos. Que podría ser después de conocer lo que votarán los españoles en los comicios del 28 de mayo de 2023. Después vendrán los seis meses de la presidencia española de Unión Europea y la televisión se llenará de las imágenes que a tanto gustan a Pedro Sánchez. El mismo Pedro Sánchez que llegado el caso negará haber pactado alguna vez con Podemos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora