Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ayudas y rédito electoral

"La obviedad de que los hogares estarían peor sin las medidas de apoyo dispuestas por el Gobierno de Sánchez pesa menos en el ánimo de los votantes que la convicción de que pese a ellas ahora están mal"

Avatar del Editorial DN Editorial DN23/10/2022
El Gobierno de Pedro Sánchez asiste con cierta frustración al escaso rédito obtenido de su batería de medidas para amortiguar el impacto en las familias de la crisis energética y del desbocado aumento de los precios. La inmensa mayoría de los ciudadanos las aprueba. Sin embargo, eso no se traduce por ahora en una apreciable mejora de las expectativas electorales del PSOE, que sigue por debajo del PP en todas las encuestas, salvo en las del CIS de Tezanos, cuya credibilidad está en entredicho. No es descartable que acabe por dar frutos la ofensiva de Pedro Sánchez y sus ministros para exhibir el “dique de protección” levantado en defensa, sobre todo, de las rentas bajas en contraposición a las recetas de apoyo de “los ricos” que atribuye al PP si estuviese en el poder. Pero esa estrategia con tinte populista choca con una de las leyes de la política: el voto se decide más por la situación económica del momento y las perspectivas de futuro que por los esfuerzos desplegados para enderezar el rumbo en una coyuntura delicada mientras esta persiste. Las iniciativas adoptadas por el Ejecutivo han supuesto un alivio para buena parte de la población y un elevado coste, conviene no olvidarlo, financiado con los ingresos fiscales extra obtenidos por la escalada del IPC. Pero ni han suprimido el malestar social por el empobrecimiento que implica una inflación fuera de control que ahoga a los ciudadanos en su día a día ni beneficiado la imagen del Gobierno. La obviedad de que los hogares estarían peor sin las medidas de apoyo dispuestas pesa menos en el ánimo de los potenciales votantes que la convicción de que pese a ellas ahora están mal. Aún así, el mapa político que dibujan los sondeos puede cambiar de forma sustancial hasta que se celebren las elecciones generales. No solo por una hipotética mejora de la economía, sino por los posibles aciertos o errores estratégicos de las distintas formaciones y por situaciones ahora impredecibles que puedan darse en ese tiempo. Nada está decidido.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora