Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cartas de los lectores

La plaga de los grafitis en Pamplona

Ampliar Ilustración de una fachada con grafitis y pintadas
Ilustración de una fachada con grafitis y pintadasDN
  • Gerardo Castillo Ceballos
Publicado el 07/08/2022 a las 08:23
Se llama grafiti a la inscripción anónima de contenido insustancial o de mal gusto grabado ilegalmente en espacios públicos. El término se popularizó a partir de su incorporación a la cultura callejera estadounidense, así como con los movimientos contraculturales del hip-hop y tribus urbanas, que empleaban este tipo de forma de expresión. La aparición de la pintura en aerosol permitió que el grafiti se expandiera aún más. Algunos pretenden que el grafiti se considere arte urbano. Conviene aclarar que el grafiti aspira únicamente a hacer algo visualmente impactante, mientras que el arte urbano trasmite una idea e interactúa con la superficie y con las personas que lo observan. Además se realiza en lugares autorizados para ello.
En diciembre de 2021, el Ayuntamiento de Pamplona escribió una carta a los vecinos del Casco Viejo pidiéndoles autorización para eliminar las pintadas de sus portales, persianas y paredes. A día de hoy las pintadas no sólo no han desaparecido, sino que se han incrementado, convirtiéndose en una plaga en toda la ciudad. No nos consuela que en otras ciudades españolas esté ocurriendo lo mismo. La permanencia de las pintadas revela una dejadez inexplicable, dado el daño que producen, tanto en lo económico como por su fealdad, suciedad y mal efecto que causan en quienes nos visitan. Están consideradas contaminación visual. Siendo Pamplona una ciudad de gran interés turístico por su historia, cultura, tradiciones, fiestas y monumentos, es lamentable que todo eso se manche con las pintadas. Sería útil averiguar cuál es la psicología de los grafiteros vandálicos para identificarlos y hacerles borrar sus garabatos nocturnos a la luz del día. Añado que se les obligue a asistir a un seminario sobre civismo. El perfil que sospecho es el de adolescentes inadaptados e inseguros que “necesitan” autoafirmarse corriendo riesgos y saboreando sus “proezas”.
Una buena referencia de cómo afrontar eficazmente el problema la tenemos en el Ayuntamiento de Barcelona, que en junio de 2022 le acaba de declarar la guerra a los grafitis. Ello implica incrementar el gasto destinado a la limpieza y también la vigilancia de la Guardia Urbana. Es la respuesta al creciente hartazgo ciudadano ante la proliferación de suciedad en el espacio público. Los agentes municipales podrán imponer multas a quienes sean sorprendidos in fraganti.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE