Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Casi dos años después del primer caso detectado de covid en nuestro país, en algunos aspectos se sigue improvisando"

Avatar del Editorial DNEditorial DN03/01/2022
Acaban de cumplirse dos años desde que el Gobierno chino informó a la OMS de la detección en Wuhan de los primeros casos de una “nueva neumonía”. Poco podía imaginar la humanidad que ese coronavirus provocaría una crisis sanitaria, social y económica de tal magnitud. Y, lo que es peor, pese a que ahora haya más certezas acerca del enemigo al que hacer frente, aún perdura el interrogante de hasta cuándo se mantendrá la pesadilla. Porque los primeros acordes de este 2022 vuelven a tener al coronavirus como denominador común a los de hace doce meses. La sexta ola golpea con dureza al conjunto del país, y también a Navarra, donde ha alcanzado ya a 50.000 personas que, por distintas vías, se han confirmado como casos positivos. Las comunidades autónomas afrontan el envite de diferentes formas, algunas con restricciones severas en la hostelería y el ocio nocturno, con toques de queda; otras, simplemente, haciendo un llamamiento a la responsabilidad individual. El Gobierno, amparándose en una cogobernanza por momentos mal entendida, tras los dos varapalos del Constitucional echando por tierra los estados de alarma, se ha puesto de perfil y ha dejado la gestión de esta ola a los responsables autonómicos. Casi dos años después del primer caso detectado de coronavirus en nuestro país, en algunos aspectos se continúa improvisando. Sería injusto no reconocer que la situación actual en poco se parece a la de hace un año. Las vacunas han frenado la gravedad del virus, lo que está evitando que, pese a que se han batido estos días récord de número de contagiados, los datos de hospitalizaciones se disparen. Pero la presión a la que se está sometiendo a los sanitarios es insostenible. Llevan meses avisando de que están agotados, al límite. En ellos ha recaído desde el inicio de la pandemia la mayor parte de la gestión de la crisis y las autoridades no han respondido con medios e inversión al esfuerzo realizado. La sexta ola pasará y ojalá suponga el final de la pandemia y la recuperación de la normalidad que tanto se añora. Pero no estaría de más hacer una reflexión y reconocer errores y destacar aciertos de estos dos años, porque si algo nos ha enseñado el virus es que siempre ha ido por delante de nosotros.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE