Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"El tiempo es memoria, dice el poeta, pero también olvido"

Avatar del Pedro CharroPedro Charro06/09/2021
Un amigo me regaló “Los amnésicos”, tal vez el libro de este verano, pues he encontrado mucha gente enganchada a esta historia de una familia europea marcada por el peso del pasado durante generaciones, comenzando por los abuelos, parte de esa mayoría silenciosa que permitió al nazismo imponerse, que no dijo nada cuando al judío del piso de al lado se lo llevaban, más bien se benefició de poder ascender o comprar su empresa a bajo precio. Este inhibirse, ese no reaccionar y mirar hacia otro lado, es lo que explica que el mal crezca a sus anchas, y es algo que conocemos bien aquí por la experiencia de ETA y la falta durante décadas de movilización y respuesta a sus asesinatos en buena parte de la sociedad. Ese hacer como si nada ocurriera. Al leer el libro se constata bien la dimensión del horror en Europa en el siglo XX, algo que debería bastar para extinguir el brillo que todavía tienen las ideologías que prometen cambiarlo todo y construir un hombre nuevo, y que solo se traducen en desprecio al individuo concreto. La experiencia del nazismo y del comunismo lo confirman. Puede que hoy tengamos muchos problemas, pero mirar al pasado de Europa, como hace este libro, los relativizan. Un libro que es, sobre todo, un repaso a lo que no podemos olvidar, aquello que debemos preservar y conmemorar. Al recordar tendemos un hilo con el pasado, escarmentamos, podemos evitar que lo que fue se repita, y si hay suerte lograr que las sociedades cierren heridas. El libro denuncia la amnesia que tras la guerra aquejó a parte de la sociedad europea, frente a lo que nuevas generaciones se rebelaron buscando la verdad. También el ejercicio de memoria es algo que nos afecta a nosotros, el más urgente y cercano, desde luego, el de contar lo que fue la ETA sin ambigüedades ni operaciones de blanqueo de su pasado, y también lo que se refiere todavía a la guerra civil que, pese a la distancia y la política de reconciliación que se impuso, vuelve una y otra vez, convertida a veces en arma política, en martillo frente el contrario, como si el encuentro y el perdón no hubieran ocurrido. El tiempo es memoria, dice el poeta, pero también olvido.  
volver arriba

Activar Notificaciones