Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

“Un fondo de la Generalitat para contentar a los propios”

Avatar del Editorial DNEditorial DN07/07/2021
El gobierno de la Generalitat aprobó este martes un decreto ley que crea un Fondo Complementario de Riesgos que tendría como principal objetivo “proteger a todos los servidores públicos en el legítimo ejercicio de su cargo”. Con él pretende hacer frente a las fianzas requeridas a distintos responsables públicos que habrían malversado caudales públicos al servicio del procés mediante contraavales que cubrirían adelantos efectuados por una entidad financiera, inicialmente bajo la gestión del Instituto Catalán de Finanzas. 
La consejera de Presidencia, Laura Vilagrá, apeló a la garantía de indemnidad como fundamento legal para adoptar tal medida. Se trata de una interpretación forzada hasta el absurdo de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, asimilando a ella la conducta de cargos políticos y empleados públicos que hubiesen podido incurrir en irregularidades deliberadas en pos de una república catalana independiente como si ahora se encontraran represaliados por el ‘Estado empleador’, que el gobierno de la Generalitat debería asirse a algún otro argumento para defender la entereza jurídica del decreto ley. 
El consejero de Economía, Jaume Giró, aseguró que no podrán acogerse a la fórmula aquellas personas sobre las que pese una sentencia firme por actuaciones ilícitas. Claro que el independentismo gobernante no entiende como sentencia firme aquella que se dicte en el ámbito jurisdiccional español, sino que espera su corrección por parte de instancias judiciales europeas. Con lo que el Fondo Complementario de Riesgos cubriría toda la peripecia de recursos que los reclamados a depositar fianzas emprendiesen, siempre bajo la sugestión política de que la sentencia nunca se haría firme. 
Es indudable que la coalición ERC-Junts está comprometida en limitar los perjuicios que el procés ha causado, incluso haciendo uso de las arcas públicas, a quienes alentaron la sinrazón de una desconexión inminente respecto al Estado constitucional o llegaron a creer en su viabilidad tratando de hacerla efectiva desde la administración. El decreto ley aprobado ayer se presenta como una iniciativa para contentar a los propios, pero su contenido e intención resultan más que cuestionables.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones