Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
El Rincón

Batalla interna en el Gobierno foral por la gestión de las ayudas a empresas

Foto de Miguel Ángel Riezu
DN
Actualizada 25/04/2021 a las 06:00

El poder y el dinero, y más cuando van juntos, son siempre una fuente de luchas y conflictos. Y el Gobierno de coalición en Navarra, por supuesto, no escapa a esta lógica ancestral. El dinero destinado a apoyar el tejido económico y las empresas está detrás de la última escaramuza de esta batalla por el poder y la influencia que se libra en el seno del Ejecutivo. Esas batallas soterradas entre el PSN y sus socios nacionalistas de Geroa Bai que sólo emergen en contadas ocasiones y que en su mayoría quedan encerradas en el marco de la planta noble del Palacio de Navarra, incluidas las sesiones del Ejecutivo. La creación del Instituto Navarro de Finanzas ha sido el detonante de la penúltima.

UN REPASO A LA HISTORIA

Crear este órgano es una petición de Bildu incluida en los pactos del Ejecutivo tanto en 2020 como en 2021. Pero el PSN le había dado largas durante meses sin miramientos. Hasta ahora que ha decidido recuperar este “compromiso”.

¿Por qué? Porque además de satisfacer a su socio pretende marcar el terreno en el campo de la financiación a las empresas y al mundo económico. El PSN en el Ejecutivo se ha dado cuenta de dos cosas. Primero, que la crisis que ha generado la pandemia va a movilizar muchos recursos económicos públicos para el tejido productivo, ya sea para reactivar su maltrecha actividad, para ayudar a los que más problemas sufren o para incentivar la transformación a través de los fondos europeos y la iniciativa público-privada. Y, segundo, que Geroa Bai disfruta hoy del monopolio de esta parcela en la gestión del Ejecutivo con el departamento que dirige ahora Mikel Irujo y, sobre todo, con Sodena su pata financiera. Algo que ha levantado todas las alertas en el ámbito socialista. Así que se han dispuesto a crear en el departamento de Economía y Hacienda que dirige Elma Saiz su propio contrapeso para no perder iniciativa en este terreno. Es evidente que el equipo que rodea a la presidenta María Chivite ve con preocupación quedar al margen de la estrategia frente a Geroa Bai.

La gestión de los fondos europeos ha sido ya una primera escaramuza en esta batalla. María Chivite decidió integrar en Economía una dirección general para tramitar el dinero de los fondos Next Generation. Y ahora el Instituto de Finanzas, que también quedará adscrito a Economía, es el segundo paso. Claro que estos movimientos no ha pasado desapercibidospara los nacionalistas de Geroa Bai, que muestran su claro recelo.

GUERRA INTERNA EN EL EJECUTIVO

Estas “guerras internas” por el control de la infuencia económica son vistas desde fuera con estupefacción. Tanto por la oposición política en el Parlamento (Navarra Suma) como por las organizaciones empresariales. Los primeros en público y los segundos en privado hablan de “duplicación” evidente de funciones con Sodena. Y tienen razón. “Ahora vamos a tener dos entidades públicas diferentes para dar avales o entrar en empresas por culpa de que los socios del Gobierno no se entienden entre sí” resume un destacado directivo con trato habitual con la administración. “Patético” remacha.

De hecho, Sodena siempre ha hecho este papel en el Gobierno de Navarra, el de apoyo financiero a las empresas. Una sociedad que cae bajo la dirección estratégica hoy de Geroa Bai, que soporta el desgaste del caso Davalor causado por Manu Ayerdi y donde el PSN ubicó como contrapeso en su consejo de administración a José Manuel Arlabán, un ex-responsable de Hacienda socialista con muy buena relación con el equipo de Chivite. Un consejo, el de Sodena, por cierto, recién renovado con la entrada de dos caras del mundo de la empresa (Ana Goyen y Eduardo Urrestarazu), aunque se llegó a plantear una remodelación más amplia.

QUÉ ES UN INSTITUTO DE FINANZAS

 Bildu prácticamente quería crear una banca pública, pero veremos que es lo que sale finalmente del Instituto de Finanzas. El espejo donde quiere mirarse el Ejecutivo foral hoy es el País Vasco o Valencia. El Instituto Vasco de Finanzas gestiona avales públicos, líneas de crédito o un fondo de inversión para participaciones estratégicas en empresas vascas. El Instituto Valenciano de Finanzas tiene competencias parecidas en la política financiera (avales, capital-riesgo y préstamos).


En Navarra el reparto de funciones entre el Instituto de Finanzas y Sodena está sin definir y es evidente que es una negociación pendiente entre Elma Saiz y Mikel Irujo. Un episodio más en la larga lista de discrepancias internas del Ejecutivo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE