Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
EL RINCÓN

Baño de realidad y necesidad de ambición ante la crisis

Miguel Ángel Riezu
Miguel Ángel Riezu
Actualizada 21/05/2020 a las 17:59

La “nueva” realidad se impone. Con todas sus caras. Los niños pueden salir a pasear hoy fuera de casa por primera vez desde hace más de 40 días. Un celebrado alivio en la rutina familiar. Por el otro lado, la realidad económica. Tajante y sombría. Va de la supresión de los Sanfermines al brusco recorte de la producción prevista en VW-Navarra para este año.

De los toros a los coches. Estas últimas han sido dos noticias que esta semana nos retratan el paisaje económico que nos espera tras el confinamiento. Por un lado, la supresión oficial de los Sanfermines. Anunciada pero no por ello menos mazazo. La hostelería y el turismo, los sectores que con más profundidad va a sufrir esta crisis, se despiden de su gran oportunidad del año. Algo tendrán que hacer las administraciones para mitigar este cierre forzoso. Las ciudades ya están pensando en las terrazas como vía de escape para la hostelería en una primera etapa de su regreso. Y, sin duda, Navarra y su turismo rural van a estar también en primera línea cuando se plantea abrir el turismo nacional para este verano. Pero queda mucha caída por delante todavía. La otra noticia la protagoniza VW-Navarra. Comienza a reanudar actividad el lunes y ya ha anunciado que producirá este año un 17% menos de los coches previstos, 53.000 menos exactamente. Con todo lo que eso representa para toda la industria que se mueve alrededor. Y su regreso a la normalidad va a ser muy lento y progresivo para lo que planea un nuevo ERTE para la plantilla.

No son tiempos para estar solos. ¿Cómo afrontar colectivamente esta enorme crisis que ya está aquí? Buscando el ejemplo en la calle. El liderazgo social que esta demostrando el tejido social y económico de Navarra marcan el camino a la clase política. Trabajadores que se encierran en las residencias para proteger a los ancianos; redes ciudadanas de solidaridad para proteger a los más expuestos, sean los sanitarios o los vecinos; iniciativas tecnológicas para enfrentarse al virus, iniciativas público-privadas para mutualizar compras de material sanitario, etc.. Son muestras de la potencia del trabajo que se puede hacer cuando la sociedad se moviliza de verdad.
Queda que la clase política haga suya esta lección. Es verdad que en esta crisis, los agentes sociales reconocen el esfuerzo de diálogo el equipo económico del Gobierno foral, que ha sido receptivo. Pero no basta. Ahora va a ser necesario un plan de recuperación. Junto a la economía se hundirá la recaudación fiscal como ya ocurrió en 2008, en una crisis menos brutal. Tocará priorizar, aunque ahora nadie quiera escucharlo.

Tres fortalezas sobre las que apoyarse. Somos una comunidad pequeña, con una base económica que estaba sana hasta la llegada del coronavirus y un tejido económico diversificado. Con una gran autonomía fiscal. Y, sobre todo, con potentes sectores industrial, sanitario y educativo. Las tres palancas precisas para volver a repensar el futuro ante este mundo mas frágil, menos próspero y más temeroso que nos llega.

La salud en el centro. La salud va a pasar a ser absolutamente esencial. Esta nueva percepción de los riesgos, que vienen para quedarse, reforzara todos los sistemas sanitarios y obligará a reinventarlos. Eso es a un reto medida para Navarra, una comunidad con un gran sector sanitario en su triple vertiente: asistencial (Complejo Hospitalario, CUN, San Juan de Dios, San Miguel), empresarial (Cinfa, 3Biopharma, etc.) y de centros de I+D (CIMA, Navarrabiomed). Tenemos todos los mimbres. Públicos y privados. Sólo hace falta creerse su potencial en el próximo escenario que se abre.

De la Educación a la Industria. La Educación también va a ser una necesidad vital. Cuando la sociedad se transforma a gran velocidad, educación y formación pasan a ser elementos distintivos para sobrevivir en la nueva jungla. Y la re-industrialización está ya en la agenda nacional también como una prioridad de país. Un terreno en el que la Comunidad foral tiene mucho adelantado por su potente base de partida. Por tanto, son tres fortalezas en las que Navarra puede y debe apoyarse cuando toque plantearse el salto para salir del pozo.

Entendimiento y ambición. Eso por el lado de las fortalezas. Claro que por el de las debilidades, venimos de años de guerras política sin cuartel, de polarización extenuante, de imposiciones identitarias que envenenaron la construcción de puentes políticos. El empeño del Gobierno de Barkos dejó además los impuestos navarros entre los mas altos del país. Así que se comió el margen fiscal que podía haberse necesitado hoy. Para salir de la que se nos viene encima sólo queda apelar al entendimiento político desde la necesidad.Y a otra fuerza singular, la ambición colectiva de la sociedad navarra que toca construir desde ya.

Sigue las recomendaciones de las autoridades sanitarias ante el coronavirus. Frente a las noticias falsas, haz caso solo a fuentes oficiales y a la información, veraz y contrastada, de los medios de comunicación. Si tienes dudas o presentas síntomas puedes llamar a tu centro de salud en días de labor; si solo requieres información, llama al 948 290 290; si tienes síntomas claros, si has viajado a una zona afectada o has tenido contacto con alguien que ha dado positivo, puedes llamar al 112. La manera más eficaz para evitar la propagación del coronavirus es el lavado de manos con jabón; las mascarillas se recomiendan cuando hay síntomas o contacto con personas mayores con bajas defensas.

 

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE