Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Opinión

El coronavirus contra todos: todos contra él

Un sociólogo de la UPNA:
Jesús Hernández Aristu.
  • Jesús Hernández Aristu
Actualizada 14/03/2020 a las 06:00

Quien hasta ahora se mostraba un tanto escéptico frente al riesgo que supone la pandemia del coronavirus (covid-19), ya desde hoy deberá admitir que ya no somos unos espectadores frente a un riesgo para los demás. Se ha declarado en España oficialmente el estado de alarma y con ello queda claro que todos y cada uno/a de nosotros estamos expuestos y amenazados por el coronavirus, con diverso grado de riesgo para nuestras vidas. Y ello sin tener a la vista una solución que pudiera relajarnos. En los ámbitos profesionales de los comportamientos humanos solemos constatar ante la impotencia, o ante situaciones para las que no estamos preparados o no disponemos de medios para enfrentarnos a ellas, que buscamos soluciones irracionales, dando saltos de aquí para allá, como un pollo a quien acaban de cortarle la cabeza. Un intento vano para salir del estrés que no va a producir más que más actividad convulsiva, aumentando en una espiral sin fin más y más el estado de estrés y ansiedad. Si esto ocurre a nivel colectivo el contagio de reacciones irracionales alcanzan niveles insospechados. Cuántas veces hemos sido testigos de estampidas masivas ante catástrofes, incendios o explosiones . El pánico colectivo es más peligroso que el mismo fenómeno que lo origina. Las compras convulsivas de productos como carnes, pastas, papel higiénico, pañuelos, mascarillas, etc. es uno de esos comportamientos irracionales que paradójicamente a lo que se pretende, asegurar el abastecimiento individual, en vez de aliviar, lo que hace realmente es impedir que haya abastecimiento para todos, y por tanto en algún momento y de algún producto para el propio “hamster” del almacenamiento personal e individual.


Como ocurre en un atasco de automóviles, no es que el conductor esté en un atasco, él mismo es el atasco, y ahí poco ayuda tocar la bocina, gritar contra el conductor anterior o el de a lado, y menos querer adelantar por algún resquicio lateral . La obstrucción mayor está garantizada con tales comportamientos. Valga el símil . El que almacena en su casa productos de primera necesidad y otros sin otro criterio que asegurar su abastecimiento, contribuye al desabastecimiento colectivo y probablemente y a corto plazo al propio. Contribuye a aumentar el desasosiego y producir un efecto contagio a sus vecinos, parientes, amigos, conocidos y en general a toda la población.


Otra conducta muy extendida es la del avestruz:, ante el peligro, el descontrol y la avalancha, meter la cabeza debajo de la arena, a ver si pasa sin tocarme. Hay quien no se cree que esto sea tan serio, y prefiere no ver lo que está delante de los ojos. Ayer (viernes) pude comprobarlo, cafeterías repletas de niños y madres y padres en amena tertulia en torno a una mesa con una taza de café. Los niños jugueteando alrededor. Casi idílico. Cuántos contagios puede haber ahí, siendo esto precisamente lo que se quiere evitar con las medidas gubernamentales.


Los seres humanos nos caracterizamos por ser pensamiento, sentimiento y acción. Pensemos con el corazón y actuemos responsablemente. No solo por las obligaciones que nos van a imponer, sino por responsabilidad cívica. Si quieres salir adelante y que el coronavirus no te afecte, solo lo conseguirás si actúas responsablemente ante ti y ante los tuyos, estos son tus familiares (no los dejes sin atención) ante tus vecinos, amigos y a tu entorno social más próximo. No los dejes desprotegidos, faltos de alimentos, sin recursos. Este comportamiento será la garantía de que a ti no te falta de nada.

 

Jesús Hernández Aristu. Sociólogo


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE