x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Opinión
Opinión

La mayor amenaza económica de España

Carlos Medrano

Carlos Medrano

Actualizada 16/01/2020 a las 14:40
  • Carlos Medrano
A+ A-

Pierre Moscovice, comisario económico de la UE ha pedido a España y a otros países ultra endeudados como Bélgica, Francia e Italia que reduzcan la deuda al ratio recomendado del 60%. Este ratio sale de aquellos criterios de convergencia del Tratado de Maastricht del año 1992 que exigían unas macro cuentas públicas “ordenadas” para pertenecer a la entonces Comunidad Europea. Moscovice además critica que no se hayan aprovechado los años de bonanza económica para hacerlo. España ha crecido desde 2014 y aunque se ha reducido el déficit solo se ha llegado al 2%. Me explico, es como si estuvieras borracho y en vez de tomarte cubatas te pasas a chupitos. Estás bebiendo menos (tienes menos déficit) pero la cogorza está asegurada (sube la deuda). Hay quien dice que nuestro déficit del 2% es estructural, que significa que no se puede reducir. Eso es como los que se ponen a régimen y dicen que bajan hasta los 100 kilos pero a partir de ahí no hay manera. Puedes poner todas las excusas que quieras, pero si no adelgazas es porque no te esfuerzas lo suficiente. Y lo mismo pasa con el déficit. Al principio se alegaba que no se podría reducir más déficit porque éramos dependientes del gasto público para reactivar la economía. Ahora, cinco años después se excusan con que es estructural.

Yo entiendo que los políticos no quieran ajustar las cuentas públicas porque los dos caminos son malos. Si ingresan más será subiendo impuestos, estos perjudicarán al crecimiento económico pues lastran la actividad económica y provocará más paro, porque según la ley de Okun necesitamos crecer por encima del 1% para generar empleo, y al final se recaudará menos de lo esperado, es decir, más déficit y por tanto deuda. Si deciden ajustar los gastos tendrán que reducir inversiones o gasto corriente, tanto uno como otro impactará en sus programas electorales y los votantes. Si a esto le añadimos que el BCE suministra dinero gratis, ¿quién se va a complicar la vida para, posiblemente, perder unas elecciones? De mejorar la eficiencia de la administración nadie habla, ¿por qué será? Alguna idea tengo, pero hoy no toca.

Por otra parte, la nueva presidenta del BCE, Christine Lagarde, dice que mantendrá los tipos de interés bajos indefinidamente. Entonces, ¿cuál es el problema de mantener esa deuda si sale casi gratis? El problema de los malos estudiantes es que hay buenos estudiantes. Es decir, que así como están el grupo de los retrasados, hay un grupo de adelantados encabezados por Alemania (con la deuda en el 58% del PIB y bajando). También están Luxemburgo, Holanda, Austria, Chipre, Grecia e Irlanda. Estos dos últimos sufrieron la crisis del euro de 2010 pero en este tiempo han hecho los deberes. Los griegos gracias a los hombres de negro e Irlanda liberalizando la economía y con crecimientos vertiginosos. En 2008 la crisis financiera tuvo como gran quiebra la de Lehman Brothers, en la de 2010 cayó Grecia. En la crisis del 2008 las quiebras se sucedieron como en un dominó, pero en el caso europeo bastó con que cayese una nación para que se parase la sangría. Muchos economistas alertan de una próxima crisis económica o la japanización de la economía. Esto de la japanización consiste en emular la economía nipona que lleva décadas sin crecimiento económico, con tipos de interés a cero y sin inflación. Conociendo la fiabilidad de las predicciones de los economistas, lo más probable es que no sucedan ninguna de las dos. Los economistas no somos adivinos, lo mismo que el cardiólogo no adivina que vayas a tener un infarto en 2020, pero sí te dice que si no te cuidas probablemente lo tendrás a medio plazo.

¿Y si vienen unos felices años veinte como los del pasado siglo? Ya llevamos muchos años de luto, ¿por qué no podría suceder? En ese caso, habrá crecimiento económico y éste traerá inflación. El BCE tiene como objetivo prioritario controlar la inflación, así pues, subirá los tipos de interés para contenerla. Pero claro, eso implicaría dejar de financiarse tan barato. Bueno, barato no es, España paga 31.300 millones de euros al año en intereses. Si esto sucediera no podríamos pagar y los países endeudados quebrarían. Probablemente no todos. Seguramente, y visto lo visto, dejarían caer a uno, pero ¿a quién? ¿Bélgica, Francia, Italia o España? Así las cosas, voy a aprovechar para pedir, por si acaso, un pacto de estado por el rigor en las cuentas públicas. Que no las usen para la contienda política. Que las ajusten. Una vez ajustadas tienen toda la parte de gasto público para disponer de él según sus programas electorales. ¿Tan difícil es?

Carlos Medrano Sola Economista enwww.eximiaconsultores.com

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra