Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
OPINIÓN

Soraya pasa página tras la vida política

La autora explica el significado del paso a la empresa privada de la ex-vicepresidenta del Gobierno con Mariano Rajoy

  • Pilar Cernuda
Actualizada 12/03/2019 a las 07:57

Soraya Sáenz de Santamaría pasa página definitivamente, abandona la política y se incorpora como socia a Cuatrecasas, uno de los bufetes de más prestigio de España. Pocas horas después de conocerse la noticia, Íñigo Méndez de Vigo, que apoyó con fuerza la candidatura de la ex vicepresidenta en las primarias, anunciaba que dejaba la política, como meses atrás hizo el también compañero de gobierno de los dos, Íñigo de la Serna. También Fátima Báñez tiene varias ofertas encima sobre de la mesa, como las tiene un hombre clave en el equipo de Rajoy y de Soraya, José Luis Ayllón.
La lealtad de todos ellos al PP es total, como de otros que miran la puerta de salida; pero la sensación de que Casado desea que se marchen antes de ser “marchados”, ha provocado una fuga de talentos en el PP que pasará factura. Es probable incluso que tenga mucho que ver con lo que dicen las encuestas actuales, que insisten en que el PP de Casado pierde fuelle todos los días.
No debe sorprender demasiado: Casado, en su empeño de promocionar figuras nuevas, desconocidas para la mayoría de los militantes, espanta a centenares de miles de votantes que no se sienten identificados con un partido al que le faltan nombres de referencia. Seguirían fieles a un PP sin Rajoy, es habitual el relevo en la cúspide en los partidos; pero cuando no están las caras que más cuentan en el partido, caras que ni por méritos ni por edad debían ser apartadas, se comprende que miren hacia otras siglas. Sobre todo cuando el atractivo de las nuevas figuras es manifiestamente mejorable.
Los cambios en los partidos se deben hacer con inteligencia. Gradualmente y manteniendo a los de más valía. Así lo hicieron Aznar y Rajoy, y el PP se mantuvo fuerte. No lo hizo Zapatero, con unos celos enfermizos hacia Felipe González, y se inició la debacle del Psoe, que se potenció con un Pedro Sánchez que si gana las elecciones no será por méritos propios sino por los errores hasta ahora cometidos por Pablo Casado, que puede darse un batacazo el 28 de abril si no corrige el rumbo en las próximas semanas. Aún está a tiempo de hacerlo, quedan listas por cerrar.
Pero cuando un partido prescinde de grandes cabezas para promover a quienes no cuentan con apenas más biografía que ser amigos de quien manda, mal le va a ir a ese partido.
Soraya pensaba mantenerse un tiempo más sin aceptar propuestas, pero es probable que el bulo malévolo de que pretendía crear una plataforma crítica con personalidades del círculo de Rajoy -¿quién lo lanzó?- haya precipitado el paso de sumarse al bufete Cuatrecasas y quemar sus naves políticas. Quienes han hecho la guerra en el PP a “los sorayos” se frotarán las manos … porque no son capaces de ver qué significa la pérdida de algunos de los mejores del equipo Rajoy.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE