Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Opinión
Editorial

La migración, un tema caliente

Editorial
Editorial
Editorial
  • Diario de Navarra
Actualizada 07/01/2019 a las 06:00

L A preocupación de los españoles por la inmigración se ha disparado cuatro puntos en diciembre hasta convertirse en el sexto problema, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). La Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas constata que la ruta del Mediterráneo occidental hacia España se ha convertido “por primera vez” en la más utilizada por los migrantes para tratar de llegar a Europa desde 2008. Es una realidad que las corrientes migratorias que se dirigen de sur a norte y de este a oeste hacia Europa han generado una preocupación social y una confrontación política en todos los países de la Unión, de las que España no parece poder librarse. La llegada de 57.498 personas en condiciones irregulares durante 2018 ha disparado las cifras anteriores, en una tendencia que apunta a su continuidad durante el año recién iniciado. Aunque su presencia resulta muy desigual según comunidades autónomas, e incluso entre los distintos municipios de aquellas que reciben más migrantes, las últimas encuestas indican que una parte de los ciudadanos identifican esta situación como un “problema”. El drástico cierre de los pasos procedentes de Turquía hacia Grecia, y de allí a los países del este y del centro del continente, el blindaje posterior de la frontera italiana frente a las embarcaciones que parten de Libia, y la indisposición de Marruecos y Mauritania a contener la avalancha de jóvenes procedentes del África subsahariana e incluso de sus propios nacionales explica lo que está ocurriendo. Hasta la fecha, España ha podido sortear la carga reactiva que encierra la migración en los países de recepción, pero sólo si los políticos nacionales son capaces de mantener fuera de la confrontación esta inquietud social, se podrán contener los instintos más primarios e irracionales. La migración no es un asunto que pueda despacharse mediante pronunciamientos ingenuos, porque requiere actitudes responsables y rigurosas para tratar de ordenar sus flujos. También por eso es necesario desterrar la demagogia de cualquier signo, puesto que la presión migratoria podrá desviarse, pero es inimaginable que desaparezca.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE