Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Opinión

¿Puede España superar el 2023?

Ampliar Iván Sánchez, socio de Equipo Europa Navarra
Iván Sánchez, socio de Equipo Europa Navarra
  • Iván Sánchez
Publicado el 09/01/2023 a las 14:55
2023 ya está aquí, y se presenta ante nosotros como un año repleto de retos. Con una guerra todavía abierta en Europa, una crisis a la vuelta de la esquina y una clase política más centrada en las elecciones que en hacer frente a los problemas reales de sus ciudadanos, cabe plantearse cómo puede España salir adelante.
La guerra de Ucrania aún continúa, y la crisis energética a la que nos enfrentamos amenaza con agudizarse a medida que nos adentramos en el invierno. Pese a que en los últimos meses el precio de las energías se ha reducido considerablemente, podemos anticipar que la llegada del frío volverá a encarecer su precio (debido al aumento de su demanda para calefacción), aunque todavía está por ver si alcanzará los precios desorbitados a los que llegó en su día. Esto se suma a que el estado de nuestra economía desde la pandemia no es bueno: seguimos arrastrando altos niveles de inflación y desempleo que lastran nuestro crecimiento. Las predicciones estiman una desaceleración en España, aunque todavía sin llegar a entrar en recesión. Recesión que sí que se prevé para varios países como Italia y Alemania. Sin embargo, la economía española se encuentra más frágil que nunca, pues su deuda pública lleva disparada por encima del 100% del PIB prácticamente una década, lo cual supone que el país es mucho más vulnerable ante cualquier imprevisto.
Por desgracia, la situación política en las que nos encontramos no es mucho mejor. Basta con recordar la bronca en torno al Tribunal Constitucional para observar el alto nivel de crispación entre los partidos y la dificultad que tienen para entenderse. Con una clase política incapaz de escucharse y de sentarse a negociar entre ellos, es difícil imaginar que puedan estar a la altura de la situación y que planteen soluciones basadas no en los intereses de su partido, sino en las necesidades de los ciudadanos. Lo cual significa que el país se encuentra en una situación peor, que se podría haber mejorado si los políticos fueran capaces de entenderse por una vez.
A primera vista, el 2023 se nos presenta como un año no demasiado esperanzador. No obstante, antes de dejarnos llevar por el pesimismo, hemos de tener en cuenta que hay un factor en más en la ecuación. Se trata de un actor que tiene una gran influencia sobre nuestra economía y nuestra política, pero que muchas veces tiende a pasar desapercibido: la Unión Europea. Esta puede ayudarnos a afrontar los grandes retos que se nos presentan este año.
La UE puede ayudarnos a que la posible recesión tenga un impacto mucho menor o que, siendo muy optimistas, no llegue a suceder. La gran ventaja de la UE es que permite la coordinación de un número considerable de estados para atender a aquellos que lo necesitan de una manera más eficaz. El mejor ejemplo de esto son los conocidos Fondos Next Generation EU, gracias a los cuales España está recibiendo 140.000 millones de euros entre 2021 y 2026 destinados a mejorar la situación del país. Por ejemplo, se estima que Navarra va a recibir unos 450 millones de euros, de los cuales ya se están usando 220 millones para distintos proyectos (rehabilitación de vivienda, financiación y digitalización de pymes, ayudas al turismo y al medio rural, impulso de las energías renovables…). A parte de los fondos, la UE nos aporta el euro y al acceso al mercado común, lo cual supone una mayor estabilidad económica y mayores posibilidades de negocio. Todo esto significa que nuestra situación es mucho mejor dentro de la UE que fuera de ella.
Por otro lado, si bien a nivel político la influencia de la UE es menos directa que a nivel económico, su papel no puede ser menospreciado. A pesar de que no cuenta con la capacidad para obligar a un gobierno o a un partido político a actuar de determinada manera, la UE permite orientar la acción de la política nacional, sugiriendo cuáles son los temas más urgentes para el país y realizando propuestas para afrontarlos (propuestas que los países pueden hacer caso o ignorar). Por ejemplo, la Unión Europea lleva tiempo insistiendo en la importancia de la renovación del CGPJ, instando al PP y al PSOE a que se pongan de acuerdo y recomendando que los miembros de dicho órgano fueran elegidos por los jueces. Asimismo, en el caso del Tribunal Constitucional, enfatizó que las reformas de gran calado del sistema judicial deben ser hechas con cautela después de haber realizado consultas previas. Lo importante es que la UE, gracias a contar con cierto grado de distancia de la política nacional, no se ve envuelta en las disputas partidistas que colman nuestro Parlamento y puede orientarnos en la buena dirección, sin llegar tampoco a imponernos un camino.
En conclusión, con los retos tremendos que afronta España en 2023, queda claro que solo podemos afrontarlos con éxito de la mano de la Unión Europea. Solo con su ayuda podremos hacer frente a la complicada coyuntura económica y social a la que nos enfrentamos.
Iván Sánchez es socio de Equipo Europa Navarra
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora