Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Opinión

Las empresas, en el centro de la estrategia de la Ribera

Sergio Villava
Sergio Villava
  • Sergio Villava
  • gerente de Eder
Publicado el 17/05/2021 a las 18:31
Desde Consorcio Eder tenemos como misión promover el desarrollo sostenible, la competitividad y la cohesión social de la Ribera de Navarra. Para llevar a cabo este propósito es indispensable la implicación directa y efectiva de instituciones públicas, empresas y el ámbito de la educación y el conocimiento de toda la Ribera en la consecución de esta misión, a través de una estrategia de desarrollo económico y social común, la Estrategia Comarcal de Especialización inteligente de la Ribera
Para que podamos sacar todas las potencialidades para el desarrollo de esta tierra definidas en su estrategia, tenemos que centrarnos en un trabajo continuado a largo plazo, que deje al margen las diferencias que puedan existir entre administraciones, entidades o empresas, y nos centremos en desarrollar proyectos de alto impacto que nos unen y que harán de la Ribera de Navarra una región más desarrollada, competitiva y cohesionada en los próximos años.
El tejido empresarial de la Ribera en este objetivo tiene que jugar un papel central. Las empresas son factores importantes de transformación de las personas y de la sociedad, entre otras virtudes producen los bienes y servicios que satisfacen nuestras necesidades, generan empleo y rentas, surten de ingresos a la administración pública, genera capital humano, nos hace crecer como profesionales y nos desarrollan como personas, generan, tecnología, innovación, exportaciones, y la Ribera no es una excepción. Por eso es tan importante contar con un tejido empresarial estable, innovador, internacionalizado y con arraigo en la comarca.
Contamos en la Ribera con empresas importantes, multinacionales y de capital local y familiar, que son la punta de lanza de esta comarca en sectores como la industria agroalimentaria, de las energías renovables, del turismo o de la salud, y que hay que apoyar y acompañar para que crezcan de una manera orgánica y sostenible, manteniendo su arraigo a la Ribera para que actúen de empresas tractoras de otras más pequeñas de la comarca.
Pero también hay que trabajar muy de cerca con las pymes y micro pymes, con los autónomos y autónomas de esta tierra, ya que forman la mayoría del tejido empresarial de la Ribera, para que también a este colectivo lleguen los beneficios de la transición digital, la transición energética, la innovación, la internacionalización, etc., asegurando un tejido cada vez más competitivo e innovador también a esta escala.
El desarrollo de las empresas de la Ribera tiene que estar basado en un crecimiento orgánico y centrado en los sectores estratégicos priorizados en su Estrategia Comarcal, y aunque el desarrollo económico y social de la Ribera es multifactorial, las empresas deben estar en el centro de la estrategia para conseguir unos resultados de impacto.
Por todo ello hay que gestionar con agilidad, solidaridad y enfoque territorializado los recursos que van a llegar desde el Fondo de Recuperación de la UE (de los que los Fondos Next Generation son la estrella), asegurándonos de que llegan a las empresas, a las grandes, a las pymes y a los autónomos y autónomas, ya que tienen que ser la gasolina que impulse esa colaboración público-privada que es la llave para que alcanzar el desarrollo sostenible, la competitividad y la cohesión social de la Ribera de Navarra. Lo tenemos en nuestra mano, rememos todos con ese objetivo común para que la oportunidad se convierta en realidad.
Sergio Villava, gerente de Eder
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones