Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cederna Garalur

Ibon Mimentza: “En 30 años hemos impulsado 1.000 proyectos locales”

Cederna Garalur es el Grupo de Acción Local que trabaja en pos del desarrollo de la Montaña de Navarra. Nacido en diciembre de 1991, apoya la labor de entidades locales, emprendedores y pequeñas empresas

Ibon Mimentza De Irala, director gerente de Cederna Garalur, posa en las oficinas centrales de la asociación en Ansoáin
Ibon Mimentza De Irala, director gerente de Cederna Garalur, posa en las oficinas centrales de la asociación en Ansoáinaser vidondo
Publicado el 10/11/2021 a las 06:00
Con 106 entidades locales socias, el 94,6% de las comprendidas en su ámbito de actuación, más 28 entidades sociales o privadas también adscritas, Cederna Garalur sigue trabajando por el desarrollo de la Montaña de Navarra 30 años después de su fundación. Suma una plantilla de 22 empleados y su sede central está en Ansoáin, pero su principal valor es que actúa directamente sobre el terreno de la mano de 8 agencias de desarrollo distribuidas por comarcas del norte, desde Sangüesa o Roncal a Sakana. Ibon Mimentza, su director gerente, repasa el camino realizado y los retos de futuro.
¿Qué es Cederna Garalur? ¿Para qué trabaja?
Es el Grupo de Acción Local de la Montaña de Navarra y trabaja para promover su desarrollo socioeconómico según la metodología europea Leader: de abajo arriba, desde las necesidades, proyectos y deseos del territorio. Se fundó en 1991, cuando en la PAC (Política Agraria Común) se metieron las políticas de desarrollo rural.
¿Y para quién trabaja?
Para el territorio. Para las entidades locales, emprendedores y pequeñas empresas, ayudándoles a sacar adelante sus proyectos y a conseguir financiación, si bien también gestionamos proyectos propios. En nuestro territorio están el 44% de las entidades locales de Navarra y solo el 15% de la población. Son muchos pueblos, la mayoría muy pequeños y con un problema de falta de recursos.
¿Qué balance hace cumplidos ya 30 años de trabajo?
Que una asociación como esta, en un territorio tan plural, haya llegado hasta aquí significa que la apuesta que se hizo en su día era acertada. Y hoy se sigue apostando por Cederna Garalur, sigue siendo necesaria una entidad de desarrollo. Hemos estado ligados a la puesta en marcha de muchos proyectos importantes de la mano de agentes de la zona. Hemos impulsado, apoyado y promovido 1.000 proyectos locales.
¿Cómo ha evolucionado Cederna?
En un primer momento tuvo un papel muy activo en la dinamización del territorio. Se crearon asociaciones de comerciantes, de empresarios, consorcios turísticos... y se estuvo apoyando y dinamizando. Con el tiempo, el trabajo administrativo fue cogiendo mayor peso burocrático, y ahí es donde muchas entidades han necesitado apoyo para gestionar proyectos y ayudas. Ahora, sin dejar de brindar ese respaldo, estamos volviendo a impulsar la dinamización territorial. Como ejemplos, están los proyectos Mendialdea Elikadura (consumo sostenible de alimentos de la zona Leitza-Lekunberri) o Uraren Bailarak (proyecto turístico de Baztan-Bidasoa), nuestra participación en el Plan del Pirineo o la Estrategia de atención al patrimonio de la comarca de Sangüesa.
¿Cuáles son las principales líneas de acción de la entidad?
Por un lado, el servicio de atención al emprendimiento, dentro de la Red Navarra Emprende y que financia el Servicio Navarro de Empleo, con el que contribuimos a crear al año unas 90 empresas. Por otro, la gestión del Programa de Desarrollo Rural (PDR), que permite financiar proyectos públicos y privados, y a nosotros tener proyectos propios. También tenemos un servicio de eficiencia energética, con asesoramiento técnico y búsqueda de subvenciones; y luego está el apoyo a las entidades locales para proyectos.
¿Qué rasgos comunes presenta la Montaña de Navarra y qué diferencias según zonas?
Trabajamos en muchas comarcas pequeñas y rurales que, como punto común, tienen el reto de mantener y mejorar los servicios públicos para fijar la población. Además, toda la zona tiene el problema del acceso a la vivienda y el deseo de avanzar en la conectividad de banda ancha, y se ve muy importante el pequeño emprendedor para crear empleo. En cuanto a diferencias, fijaría dos zonas, la montaña oriental (22.761 habitantes) y la occidental (53.924), la primera claramente menos poblada y donde el reto de la despoblación es mayor y donde más apoyo hace falta para impulsar el desarrollo local. Una muestra es el Plan del Pirineo, una intervención directa del Gobierno de Navarra.
¿Qué papel juega Cederna en ese Plan del Pirineo?
Participamos aportando técnicos específicos que financia el Gobierno. Hay dos contratados por la agencia pública Lursarea y dos por Cederna que funcionan como un equipo (Gu Pirinioa). Luego están nuestras dos agencias de desarrollo local en zona, que prestan apoyo a las iniciativas del plan.
Cederna Garalur es eje canalizador de ayudas europeas. Ahora culmina el PDR, que cofinancian el Gobierno de Navarra y la Unión Europea (fondos Feader).
Nosotros, como Grupo de Acción Local, gestionamos el PDR Montaña de Navarra mediante una Estrategia de Desarrollo Local Participativo (EDLP), y se hacen convocatorias de subvenciones anuales para proyectos. Estamos en la fase final del PDR 2014-20, con una última convocatoria abierta de 1,4 millones en ayudas, y en fase de preparar el nuevo PDR que empezará a funcionar en 2024. Más allá de eso, apoyamos a entidades a buscar otro tipo de subvenciones. Por ejemplo, en el servicio de eficiencia energética, tramitamos al año solicitudes por más de 1 millón de euros en ayudas. También queremos presentar proyectos a los fondos de reactivación europeos.
¿Sigue habiendo recorrido para trabajar por el desarrollo de la Montaña?
Mucho. Y habrá que aprender a cooperar mejor, pues la administración trabaja de forma muy compartimentada, algo que no facilita avanzar en retos como la despoblación, mantenimiento de servicios, digitalizacion, movilidad... En el medio rural hay muchas oportunidades, pero a veces el problema es que cuesta verse viviendo allí, y hay que cambiar esa visión.
El apoyo al emprendedor es clave.
Aquí los proyectos de emprendimiento son proyectos de vida. Por eso, a través de 20 puntos de atención, les apoyamos en su soledad, les damos puntos de referencia, les ayudamos a encajar su proyecto en el territorio, les formamos, hacemos planes de viabilidad...
¿En qué proyectos principales trabaja Cederna hoy?
Tenemos proyectos importantes de valorización del sector primario y el sistema alimentario (como Tejiendo la despensa, en la Merindad de Sangüesa), y otro volcado en buscar gente para el relevo generacional en los negocios. Aquí, un cierre por jubilación es una pérdida de servicio. Y con la Federación de Comerciantes Denok Bat esperamos fortalecer la plataforma online Top Topa.
¿Y cuál fijaría como el principal reto a desarrollar a futuro?
Crear estrategias a nivel de comarcas para fortalecer el desarrollo local más ligado al territorio. Está el Plan Estratégico de Sakana, el Plan del Pirineo... y nos gustaría que en el resto de comarcas, si los asociados lo ven oportuno, se impulsaran estas dinámicas. Servirían para dar un apoyo transversal a la Montaña combinando proyectos comarcales y locales.
volver arriba

Activar Notificaciones