Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Automoción

VW Navarra ya acumula unos 5.500 coches incompletos

La dirección de la fábrica está dando prioridad a mantener la producción pese a todas las dificultades

Navarra entra en la carrera nacional por las fábricas de baterías
Navarra entra en la carrera nacional por las fábricas de baterías
Publicado el 11/05/2021 a las 09:31
La escasez de semiconductores que afecta a Volkswagen Navarra, al igual que al resto de la industria automovilística en Europa, está poniendo a prueba la capacidad de improvisación de los responsables de la fábrica de Landaben. Son varias semanas ya que están saliendo de la cadena de montaje coches incompletos, a la espera de que lleguen los suministros para terminarlos, que deben esperar en las campas de la factoría. Según confirmaron fuentes sindicales, unos 5.500 vehículos sin terminar se acumulan en las campas y calles interiores del recinto. Por tener una referencia, esa cifra equivale a la producción de unos cuatro días.
El principal componente que va llegando con cuentagotas y cuyas existencias están en una situación crítica es la centralita que gobierna el sistema modular de infoentretenimiento, denominado MIB3, que se encarga, entre otras muchas funciones, de controlar la conectividad con los teléfonos inteligentes, el reconocimiento de voz, la navegación por satélite, la llamada de emergencia en caso de accidente o la velocidad de crucero adaptativa.
El sistema MIB3 es un dispositivo que comparten gran cantidad de modelos del grupo Volkswagen en sus marcas Audi, Seat Skoda y Volkswagen, por lo que el abastecimiento insuficiente resulta particularmente preocupante. No obstante, la fábrica de Landaben solo ha tenido que parar tres días por este motivo hasta ahora, del 24 al 26 de marzo, aunque en varias ocasiones más se ha bordeado el cierre temporal por la falta de piezas.
Los coches que están incompletos ocupan buena parte de las campas, con capacidad máxima para unos 3.500 vehículos, espacio al que se suman los bordes de las calles y otros espacios provisionales repartidos por todo el recinto. El almacenamiento temporal de estos vehículos incompletos hace días que sobrepasó el margen de absorción de las campas, por lo que los sindicatos albergan dudas de que pueda continuarse mucho más tiempo con esta estrategia. Una vez que se reciban las piezas que faltan para completarlos, estos automóviles también deberán someterse al proceso de revisión final.
Nueve cargadores eléctricos en el recinto de la fábrica para junio
 

Volkswagen Navarra e Iberdrola han iniciado el despliegue de puntos de recarga eléctricos en el recinto de la fábrica, una iniciativa conjunta para favorecer la movilidad eléctrica. En una primera fase, se van a instalar nueve puntos de recarga, con una potencia de 22 KW, con capacidad para suministrar energía eléctrica renovable a 18 coches de forma simultánea. Las zonas donde se van a ubicar los primeros nueve puestos de suministro eléctrico limpio dentro de la planta de Landaben serán presidencia (1 punto), formación (2), nave de preseries (2), cantina (2) y zona situada entre la nave de montaje y motores (2).
Puntos de recarga en VW.
El despliegue de puntos de recarga eléctrica en Volkswagen Navarra responde al acuerdo de colaboración enmarcado en la estrategia de impulso a la movilidad eléctrica para la reducción de emisiones de CO2 que mantienen, en el ámbito internacional, el grupo Volkswagen e Iberdrola. El objetivo general es favorecer la transición energética y la descarbonización del transporte y la economía, con el fin de reducir el calentamiento global de acuerdo con los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París.
El gerente de planificación de fábrica de Volkswagen Navarra, Asier Martorell, explicaba que “Iberdrola es actualmente el proveedor de toda la energía eléctrica de la planta de Volkswagen Navarra, una energía cuyo origen es 100% verde, lo que garantiza que la carga de coches eléctricos será totalmente libre de emisiones de CO2”. Por su parte, Carlos Bergera, responsable de relaciones externas de smart mobility de Iberdrola, destacaba “la importancia de seguir avanzando en la descarbonización del transporte y la movilidad para acelerar la transición hacia una economía verde”. La obra civil, instalación eléctrica y suministro e instalación de los puntos de recarga se ha iniciado recientemente y está previsto que se prolongue hasta mediados de junio. A partir de entonces, los cargadores entrarán en funcionamiento. Volkswagen Navarra se hará cargo de la infraestructura de distribución eléctrica dentro de la planta, mientras Iberdrola realizará el suministro de los cargadores, fabricados en Navarra, por Ingeteam, cuyo funcionamiento gestionará además la compañía eléctrica.
Suministros garantizados para toda esta semana
 

Frente a la incertidumbre de semanas anterior, los responsables de Volkswagen Navarra informaron recientemente al comité que el abastecimiento de semiconductores había mejorado algo en los últimos días y, por tanto, descartaron que esta semana fuera necesario parar la producción. La buena noticia llegó tras el encuentro que semanalmente se celebra en la sede del grupo en Wolfsburg (Alemania) en la que se reparten las existencias de semiconductores entre las distintas plantas en Europa.
Según fuentes sindicales consultadas, los altibajos en el abastecimiento de semiconductores probablemente continuarán en las próximas semanas, una situación de inestabilidad que, la propia marca, prevé que seguirá algunos meses más y no remitirá hasta la segunda mitad del año. La escasez de semiconductores obligó a detener la producción durante tres días en marzo, lo que obligó a reducir el objetivo anual hasta las 257.258 unidades, de las que 42.305 corresponden al actual Polo, 35.269 al Polo renovado, 168.921 al T-Cross y 10.763 al Taigo, el nuevo SUV coupé que se lanzará en septiembre.
volver arriba

Activar Notificaciones