Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Nuevas oportunidades empresariales

Welfare Tracker, granjas 5 estrellas para vacas sanas y sin estrés

Un tudelano y dos socios gallegos desarrollan un sistema para medir de forma objetiva el bienestar del ganado

Welfare Tracker, granjas 5 estrellas para vacas sanas y sin estrés
Urko Muzquiz Añon y Diego Rodríguez Piñón, dos de los socios de Welfare Tracker. Falta Camilo Ameijeiras.
CEDIDA
Actualizada 31/05/2018 a las 17:48

El ‘bienestar animal’ se ha convertido en un nuevo valor para los consumidores. Sobre todo, desde que en marzo se colara en la retina de millones de españoles una emisión televisiva del programa Salvados con imágenes robadas de noche en una granja murciana donde se hacinaba un grupo de cerdos con evidentes malformaciones en condiciones poco higiénicas. Después de aquello, se han sucedido comunicados, campañas promocionales y abundado las ofertas de carne fresca o embutido en el supermercado.


“En realidad, eso ayudó a visibilizar una inquietud que ya estaba latente en el sector desde hace tiempo sobre el bienestar animal en las granjas”, explica Urko Muzquiz, cofundador de Welfare Tracker, una empresa del proyecto Orizont instalada en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela.


De origen tudelano, este investigador reside en Zaragoza desde que su familia se trasladó allí cuando su padre, veterinario, fue a ejercer en la universidad maña. Él estudió ingeniería medioambiental en Holanda, pero se dedicó a la consultoría veterinaria, y acabó montando un laboratorio de Biología Molecular en Zaragoza, donde se dedicaba a identificar la presencia de agentes patógenos en los animales en función de una secuencia genética específica.


Junto a otro colega, Diego Rodríguez Piñón, veterinario en Ferrol, con más de 25 años de experiencia en vaquerías, barajaron la idea de crear una plataforma que pudiera medir el bienestar de los animales combinando tecnología y la medición de determinados parámetros en el animal. “Las normativas sobre bienestar animal de la Unión Europea son de las más exigentes, pero no dejan de ser un ‘chequeo subjetivo’ del veterinario cuando visita las granjas, que da su criterio sobre ciertos indicadores que figuran en un lista: espacio, limpieza, etc.” relata Urko.


“Lo interesante es conseguir un sistema que permita medir de forma objetiva el bienestar animal, que ahora no existe. Que sea el propio animal quien lo comunique”. Ahí entra el tercer promotor de Welfare, Camilo Ameijeiras, argentino afincado en Santiago, experto en Software y TIC. En definitiva, crear un sistema objetivo que permita catalogar las granjas por su comodidad, como si se tratara de dar estrellas a los hoteles. “Un sistema así serviría para dos cosas” indica Musquiz. “Al comercializador le ayuda a diferenciar a sus proveedores según el bienestar de las granjas y dar valor añadido a su marca. Al productor, le permite mejorar la productividad. Los animales son como las personas. Si estamos cómodos en el trabajo, producimos más”, afirma. Y apela a un estudio de Grupo Pascual, según el cual, en granjas óptimas las vacas producen un 10% más leche. “La productividad del sector lácteo y cárnico puede mejorar con una producción más ética” subrayan. “Es como trasladar a las granjas la RSC (Responsabilidad Social Corporativa) de las empresas”.


SISTEMA EN PRUEBAS


Sin destapar mucho el secreto, la innovación que proponen es crear una plataforma software que combina dos fuentes de datos. Por un lado, la existencia o no de ciertos bioindicadores (proteínas) que indican la existencia de patologías o estrés. Los tienen identificados y en cada especie, son distintos. Y por otro lado, combinarlo con datos biométricos que miden la movilidad del animal: dónde, cuándo, cómo y cuánto se mueve. Los registra un dispositivo wearable instalado en un crotal (pendiente de la oreja del animal) con autonomía para cinco años.


Sus ensayos se centran en vacuno de leche, donde han detectado mayor interés de los comercializadores. El centro de experimentación veterinario de la Universidad Rof Codina de Lugo está validando el sistema. En verano, empezarán las pruebas de campo en granjas de País Vasco y Navarra. Mientras buscan inversores y financiación. Prevén comercializarlo a principios de 2019, además de pasar al vacuno de carne, y luego al porcino. “Las perspectivas son buenas, porque la concienciación se ha movido mucho”, indican.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE