Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Bloqueo

Miles de trabajadores navarros vuelven a sufrir retrasos en el cobro del ERTE

Empleados de VW y auxiliares como Faurecia y Continental llevan sin cobrar desde julio por los días regulados

Varias unidades de Volkswagen Polo, en la explanada de Landaben
Varias unidades de Volkswagen Polo, en la explanada de LandabenEduardo Buxens
Actualizado el 19/11/2021 a las 08:32
Miles de trabajadores navarros vuelven a verse afectados por retrasos de hasta cuatro meses en el cobro de sus expedientes de regulación temporal de empleo. La no renovación del personal de refuerzo que se contrató en el SEPE -organismo encargado de la tramitación de los ERTE- para tratar de hacer frente a la crisis provocada por la covid-19 parece haber vuelto a tensionar la situación del servicio hasta el punto de estar imposibilitando la tramitación en plazo de los numerosos expedientes de regulación temporal de empleo que siguen aplicándose en empresas, sobre todo del sector industrial debido a la crisis de los suministros. Un extremo que no pudo ser confirmado ayer por la dirección territorial del SEPE en Navarra que no ofreció explicación alguna a los retrasos denunciados a este medio por trabajadores y de los que también se hizo ayer eco la Federación de Industria, Construcción y Agro de la UGT de Navarra.
Lo cierto es que la situación está provocando un enorme malestar entre los trabajadores de compañías como Volkswagen Navarra donde, según aseguran empleados consultados, llevan sin cobrar el ERTE desde el mes julio. Los retrasos también afectan a otras auxiliares de la multinacional alemana como Faurecia o Benecke Kaliko (Continental). Sólo en el tejido indutrial de Landaben trabajan unos 14.000 personas.
La merma de ingresos derivada de estos retrasos no es menor. En función de los días de ERTE aplicados, los trabajadores de las empresas afectadas dejan de cobrar cada mes entre 250 y 400 euros que se restan a su retribución habitual. “Esto, unido al hecho de que en el SEPE no ven probable desembolsar las pretaciones retrasadas hasta pasado el próximo mes de diciembre, va a provocar que miles de familias de trabajadores de la industria deban afrontar las próximas fiestas navideñas con una notable pérdida de poder adquisitivo”, asegura la federación ugetista. Una situación que ha llevado al sindicato a solicitar a las empresas cuyos trabajadores se están viendo afectados por el retraso en el pago del SEPE que ofrezcan un adelanto a cuenta a los trabajadores que lo soliciten. La federación ha iniciado las gestiones oportunas ante la Delegación del Gobierno de Navarra y el Ministerio a fin de concertar una reunión para exigir a los máximos responsables de la administración que habiliten en el SEPE al número de trabajadores necesario para superar la situación de colapso que se arrastra desde julio. “No es de recibo que siempre sean los trabajadores quien terminen pagando el mal funcionamiento de la Administración”.
El organismo tuvo que afrontar el aluvión de expedientes que llegó tras la pandemia con apenas 70 empleados en plantilla. En septiembre de 2020 llegaron a ser casi 90 tras dos refuerzos de personal. En ese momento, se acumulaban en las oficinas hasta 2.600 expedientes con modificaciones pendientes de analizar. Casi una tercera parte de los 8.500 que se llegaron a aprobar.
volver arriba

Activar Notificaciones